Noche en el bar

Acto 1-

Clara, Sonia y Marisa están en un pub tomando unas copas, es la una de la madrugada, miran a la gente que está en el pub, suena de fondo Jamiroquay. Beben vodka con Fanta de limón.

Clara- Estoy harta de acabar en este pub cada sábado por la noche, para ver si conozco al hombre de mis próximos años, porque decir de toda la vida es decir demasiado.

Sonia- Eres una mujer bonita, culta, eres correctora de literatura… porque no haces un curso de dramaturgia en la sala Becket… quizás conozcas a alguien más apropiado…

Clara- Sí, sí, pero, ¿qué haría sin vosotras, por las noches, empinando el codo?

Marisa- Sabéis que necesitamos, ir a algún lugar mágico, pasar una semana, y olvidarnos, de todo, de la pareja, quien la tenga, y de los sábados por la noche buscándola…

Clara- Marisa, tú tienes pareja pero os veis poco… realmente qué es, ¿tú pareja o tú amante…?

Marisa- Es lo que quiero que sea… algún problema…

Sonia- Podríamos componer un tango de nuestras vidas… mujeres cultas pero al mismo tiempo viscerales, y sus vidas de despecho y desamor…

Clara- Compongámoslo… tú tocas la guitarra, ¿no, Marisa?

Marisa- La tocaba…

Sonia- La que tuvo retuvo…

Marisa- No hagas tanto caso de las frases hechas… no siempre son ciertas….

Clara- Sabéis, salimos cada semana, y las conversaciones no varían nada. ¿No estáis cansadas…?, pero siento que hoy nos va a cambiar la vida… voy a encontrar a mi media naranja… seguro…

Sonia- Sabéis, el otro día restauré una cómoda isabelina…

Marisa- No jodas… debía ser preciosa… no tienes fotos.

Sonia les enseña en el móvil las fotos de la cómoda, antes y después de ser restaurado… de fondo suena el trabajo New York, New York de Lou Reed.

Marisa- Es preciosa… ¿habrás sacado una buena tajada del trabajo?

Sonia- No, lo restauré por el placer del trabajo bien hecho… quizás es el mueble que más me ha exigido, y el de mejor calidad, no podía perder la oportunidad de que pasase por mis manos.

Clara- Lo tuyo es pasión, Sonia. ¿Nos pedimos otros vodkas?

Marisa- Por favor, tres vodkas con Fanta de limón… gracias.

Sonia se queda mirando a toda la clientela del pub, pasa la vista de izquierda a derecha…

Sonia- Mirad, allí hay tres muertos de hambre, que se follarían a toda la que les dirigiese la palabra… esas dos parejas de allí se acaban de conocer, pero todo es cortesía, solo cortesía, no sé gustan ni sé atraen…, esas cuatro mujeres de allá son tortilleras hasta la médula,  lo que pasa es que se tienen más vistas, que están agotadas de hablar las unas con las otras, o si no es que se ha muerto el padre de alguna de ellas, porque tienen unas caras de tristeza…

Marisa- Yo diría que de asco… y mirad entran dos hombres maduros de muy buen ver…

Clara- Tranquila que no son para ti…

Marisa- Sabéis que tenemos el comportamiento de los hombres… esto es lo que han hecho durante toda la historia los hombres, ir a los pub a buscar a mujeres fáciles… hacemos lo mismo.

Sonia- No querían igualdad, ¡sois nuestros hombres objeto!

Clara- ¡Y a callaros cabrones!

Brindan las tres con el vodka, Sonia va al baño dónde entabla conversación con un conocido, Jaime.

Sonia- Hola Jaime, que tal, ¿qué haces por aquí?

Jaime- Lo mismo que tú, buscando plan para esta noche.

Sonia- Yo no busco ningún plan…

Jaime- Venga, a tu amiga la morena alta, hace un año me la llevé de aquí a mi casa y pasamos una gran noche…

Sonia- Lo de la gran noche deberíamos preguntárselo a ella, además todo el mundo puede tener un desliz.

Jaime- A todo se le llama un desliz.

Sonia- ¿Estás solo?

Jaime- No, estoy con Ignacio, ¿lo conoces?

Sonia- No lo conozco… ¿me lo presentas?

Jaime- Cuando salgas del lavabo te lo presento…, te gustará.

Sonia- Eso ya lo decidiré yo…

Jaime- No hay quien se le resista.

Sonia- Mejor… cuando me una a mis amigas venís a hablar con nosotras.

Jaime- ¿Ves cómo los dos buscamos plan para esta noche?

Sonia- Yo estoy en medio de un plan esta noche, estoy con mis amigas…

Jaime- Menudo planazo… el de cada sábado por la noche, debes estar deseando variar un poco…

Sonia- Cuando llegue la variedad, será bien recibida, mientras tanto, voy a disfrutar con lo que tengo.

Sonia entra en el lavabo… Jaime se va junto a Ignacio… Sonia sale del lavabo y se va junto a sus amigas. Pasa un minuto, Jaime e Ignacio se acercan a la barra dónde están las dos amigas…

 

 

 

Acto 2.

Clara, Sonia, Marisa, Jaime e Ignacio  están en la barra hablando, beben los cinco vodka con Fanta limón. Suena de fondo Charlie Parker…

Jaime- No es la primera vez que os veo por aquí.

Clara- Pues tú no me suenas de nada… pero siempre está bien que te recuerden…

Sonia- La película, Las recordadas… es una película histórica sobre este pub y tres mujeres que perdían, o ganaban, su vida en él.

Marisa- No será una gran producción…

Ignacio- Yo la filmaría a lo grande, con interpretaciones a lo Liz Taylor y Richard Burton en ¿Quién teme a Virginia Woolf?

Marisa- Joder, pero si hasta tienes algo de cultura…

Sonia- O lo has mirado en google unos segundos antes de responder.

Jaime- Ignacio es un gran cinéfilo.

Clara- Sí, como yo… no jodas… no tenéis pinta de seguir ningún circuito cultural…

Sonia- ¿Circuito?

Marisa- ¿Circuito?, ni que la cultura fuese una carrera de fórmula 1…

Jaime- De deportes no sabes demasiados, ¡No?

Ignacio- Pero de cómo tratar a unas damas como vosotras sí que sabe…

Jaime- Pidamos otras cinco copas… ¿de lo mismo de antes?

Marisa- Sí, por favor, de lo mismo… no quiero pasar una mañana horrible.

Piden al camarero cinco vodkas más… suena Phil Collins… la conversación se va haciendo cada vez más fresca y sugerente…

Jaime- Si esto fuese una novela, sería costumbrista… los cuarentones sin parejas viven así…

Marisa- Costumbrista y de terror…

Clara- De terror tampoco, por favor Marisa, unos que se nos acercan en semanas y los vas a espantar…

Ignacio- Nosotros no nos asustamos, aguantamos hasta que cazamos la presa…

Sonia- No crees que faltan horas de conversación o unas copas más para poder decirnos semejante animalada.

Ignacio- Mira, creo que somos suficientemente maduros para reconocer nuestras apetencias, si os hemos entrado bien, ¿qué problema hay…?

Marisa- No es cuestión de problema, lo que nos falta es costumbre…

Jaime- Pues… esto os sirve de práctica, y cuándo se coge un camino es muy difícil dejarlo… a ver si os vais a convertir en unas mujeres promiscuas…

Sonia- Yo sé de algunas que estarían encantadas…

Jaime- Sabéis que le falta a la noche, un poco de poesía…

Clara- Nos la vas a ofrecer tú…

Jaime- Podría ser, pero los servicios se pagan…

Marisa- Ja, ja, el poeta es poeta por amor al arte…

Ignacio- Comparto tú opinión, cuántos poetas pueden vivir de su arte…

Sonia- Pocos o ninguno…

Jaime- Todos tienen trabajos para mantenerse…

Clara- Como debe ser…

Ignacio- ¿Qué pasa, que la poesía no es útil socialmente?

Marisa- No lo es, pero debería serlo.

Ignacio- Para profundizar más, pidamos cinco vodkas más…

Ignacio pide los vodkas al camarero, acerca su silla a la de Marisa, ella le mira escéptica, de fondo suena Iggy Pop.

Clara- Me gustaría bailar, pasarme horas y horas bailando…

Marisa- Has nacido en el lugar equivocado, si fueses caribeña ni te lo plantearías, bailarías y punto.

Sonia- Pero podemos ir a  una sala de baile…

Marisa- Yo de aquí no me muevo…

Ignacio- Para que cambiar, aquí nos conocen, nos tratan bien…

Clara- Qué conservador que eres… y la aventura, ¿dónde se nos diluyó el espíritu aventurero…?

Jaime- Vamos a mí casa, la aventura es la aventura…

Sonia- Cuidados niñas, que este pasa al ataque…

Jaime- Era con buena intención…

Marisa- Demasiado buena… ¿verdad?

Ignacio- Sabéis que os propongo, esta noche nadie va a pensar en lo que le gustaría que le pasase, no vamos a tener presente el futuro en ningún momento… vivamos el presente intensamente…

Clara- Me parece bien, entonces todo puede ir mejor…

Marisa- Pues en el presente, estoy sedienta.

El camarero habla con Ignacio en voz baja y les prepara cinco vodkas más… de fondo suena, Let it bleed de los Rolling Stones.

Jaime- Esto es música, lo demás es superficial…

Marisa- Hay gustos de todo tipo, yo prefiero Chet Baker…

Jaime- También me gusta a mí, pero Let it Bleed, déjalo sangrar… me transporta, me impregna de unos sentimientos…

Clara- Este es un psicópata, vigilad chicas…

Ignacio- No he conocido a un hombre más tranquilo que él… no tengáis miedo, es inofensivo.

Sonia- Lo que es un cabrón que pretende metérnosla…

Ignacio- Es totalmente instintual, sin este instinto tan primario, nuestra especie se habría extinguido…

Marisa- No me digas, es el argumento más expuesto en la historia de los ligoteos, qué poca imaginación…

Ignacio- Mi esencia se basa en la fantasía, imagino e imagino, y no puedo parar.

Marisa- ¿A qué te dedicas…?

Ignacio-  Soy administrativo… pero también soy poeta…

Marisa- ¿Poeta?

Ignacio- He publicado tres libros de poesía visual…

Marisa- Al estilo Brossa…

Ignacio- Exactamente.

Sonia- ¿De dónde habéis salido vosotros dos?, ¿queréis romper nuestra armonía?

Clara- Si nunca la hemos tenido…

Sonia- Yo… los viernes por la noche, con vosotras dos, en este maldito pub, me siento en armonía…

Clara- ¿En serio?

Marisa- Por supuesto, en armonía, porque somos las tres amigas cuarentonas con menos opciones de ligar de las barras de todos los bares de los viernes por la noche de toda Barcelona.

Jaime- Pues sois preciosas…

Marisa- Como vas a preferir estar con nosotras dos que con estos dos hombres que nos lanzan piropos cada cinco minutos…  ¿Sonia?

Ignacio- Mirad, pueden haber tormentas o tsunamis, pero en cualquier circunstancia el individuo se ha de saber vender…

Jaime- Estoy de acuerdo, que son los escritores y los artistas, mas que individuos que venden su espíritu al público, por lo tanto al diablo.

Marisa- Nunca lo había interpretado de esta manera, pero… quizás… es verdad.

Jaime- Mira… desde hace unos años estoy escribiendo una novela, que como todas se basa en las entrañas del autor, en este caso las mías… y luego… que si no es interesante, que si no pasa nada en la historia, que está mal trazado el argumento… ¡Acaso está mal trazado el modo en que siento y veo la vida y mi vida en particular…!, que les jodan a todos esos críticos que no entienden nada de nada.

Marisa- ¿Sabes que soy editora?

Jaime- ¿En serio?

Marisa- ¿Por qué no me envías los capítulos más significativos de lo que llevas redactados? ¿Quizás me gusta o te puedo aconsejar?

Jaime- ¿Eres una chupa almas?

Marisa- Sí, y la peor de todas…

Jaime- Entonces te los enviaré…

Contra el pronóstico de las tres amigas, cada vez se sienten más relajadas y a gusto junto a ellos dos. Piden cinco vodkas más… de fondo suena Hole lotta love de Led Zeppeline.

Sonia- Han subido los decibelios de la música, la noche se anima…

Clara- Pues que no se anime demasiado que mañana tengo partido.

Ignacio- ¿Partido de qué…?

Clara- De baloncesto.

Ignacio- Podemos ir a verla directamente cuando acabemos la fiesta…

Marisa- Qué animado, ni que fuésemos adolescentes…

Ignacio- Desde hace tres años, y tengo cuarenta y dos, me ha vuelto a aparecer una energía incontrolable, paso una segunda adolescencia, en todos los sentidos…

Sonia- No jodas la noche, ahora nos dirás que te ha resurgido el ardor por las mujeres.

Ignacio- Desde luego, pero ese ardor no va a aparecer esta noche, estoy demasiado bebido…

Marisa- Y lo que falta de noche…

Jaime- Y lo que falta de noche…

Sonia- Yo en el fondo, ni siento ardor, ni quiero sentirlo.

Clara- Sonia, que nos conocemos…

Sonia- Me conocíais, ahora no sabéis quien soy…

Marisa- Mujer, eres Sonia, la malcarada, la rebelde, la de pocas palabras y mucha acción, la amante del buen sexo…

Sonia- Pero eso se terminó… ahora soy una mera contemplativa…

Clara- Joder con la contemplativa… y cada viernes noche nos obligas a venir al pub…

Sonia- Quiero escribir un texto de sociología especulativa, sobre el comportamiento de los dos géneros en los bares de noche…

Jaime- O sea, que somos parte de tu experimento…

Sonia- Hasta yo lo soy… ¿cómo no lo vais a ser vosotros?

Clara- Estoy totalmente asombrada… pero, como todo lo que haces, seguro que te saldrá un gran trabajo…

Sonia- Eso espero…

Ignacio- Por ahora, que conclusiones has sacado…

Sonia- No tengo conclusiones…lo que quiero transmitir es que la evolución de la sociedad ha sido sobre todo tecnológica…

Marisa- La mujer es muy diferente a como era hace cincuenta años…

Sonia- Las mujeres trabajadores e independientes de ahora, hacen la función del padre y de la madre de familia a la vez… se ha cogido parte de la esencia del hombre, pero los roles, sin tener en cuenta el género de la persona son los mismos…

Marisa- Es posible… ¿y por eso quieres venir aquí cada viernes por la noche…?

Sonia- Por su puesto… y de paso fantaseo con disfrutar con lo que ya no disfruto, con el sexo…

Marisa- Las tres fantaseamos con buen sexo…

Jaime- Pues… habéis encontrado vuestras parejas ideales…

Clara- No jodáis… ya os aprecio demasiado como para follar con vosotros…

Ignacio- Ja, ja, ja… suena a escusa barata…

Clara- Es cierto, yo para poder follar, o he de tener una historia romántica o ha de ser un completo desconocido…

Jaime- Realmente es lo ideal… pero… nosotros… somos los prefectos desconocidos… ¿no pensarás que nos conoces?

Marisa- Por supuesto que os conocemos, sois dos muertos de hambre…

Ignacio- Eso es decir nada, ¿quién no está muerto de hambre hoy en día?

Sonia- Yo.

Marisa- Yo.

Clara- Y yo.

Ignacio y Jaime- Mentira…

Ignacio- Y entonces… ¿por qué venís cada viernes por la noche a este pub?

Marisa- Solamente es por hábito…

Clara- Estamos habituadas… y no nos gusta romper nuestros hábitos…

Jaime- Lo que pasa es que tenéis una cara…, tranquilas, que aunque no tengamos sexo, no nos iremos de aquí, vosotras valéis la pena…

Marisa- Bien jugado, esta es de tres puntos… sigan con el juego…

Sonia- Pero los hombres siempre la joden por intentar joder, valga la redundancia…

Marisa- Sonia, hablas como una literata, se más natural…

Sonia- A mí me has de decir que sea natural, ¿Qué quieres, que me lance a sus brazos?

Ignacio- Ahhh… o sea que esa es tú naturalidad, tirarte en nuestros brazos, Jaime, vamos por el buen camino.

Sonia- No te equivoques, estás llevando mis palabras a tu conveniencia.

Clara- Y si os dijésemos, que vamos a mí casa  a estar los cinco juntos, ¿qué pensaríais?

Ignacio- Está mal provocar.

Marisa- No provoca, está conociéndoos.

Jaime- Ten cuidado con lo que dices, Ignacio, aún acabaran denunciándonos por acoso.

Marisa- Nosotras no somos de esas.

Clara- Quizás nos denuncian a nosotras…

Ignacio- Sabéis qué, pidamos cinco vodkas más, la noche está muy entretenida.

Clara, se levanta del taburete, empieza a bailar sensualmente al ritma de la música instrumental de Enigma, Jaime e Ignacio no le quitan la mirada de encima…

Helena- ¿Qué os pasa?, ¿os habéis quedado atontados?

Jaime- Es que está preciosa…

Helena- Vamos, que os da morbo…

Ignacio- Estás celosa.

Helena- Para nada, Sonia, hagámosles un espectáculo.

Helena y Sonia empiezan a bailar juntas de forma sensual, acariciándose, acaban besándose… Clara las mira y se ríe escandalosamente…

Sonia- Creo que llevamos demasiados Vodkas…

Helena- Por supuesto, un día es un día…

Sonia- Muchachos, ¿qué es lo que más os gusta de nosotras?

Helena- Que somos animales con chocho…

Clara- No empiezas con quejas de género, sé que eres muy feminista… pero ellos están de buen rollo…

Helena- Tienes razón… entonces, ¿qué es lo que más os gusta de nosotras?

Jaime- Qué decís lo que pensáis…

Ignacio- Y aceptáis las cosas como son…

Helena- Diez puntos más, casi lo conseguís.

Sonia- Yo me los llevaría a mi casa…

Helena- Ni lo sueñes, ¿y si son unos psicópatas?

Sonia- Para ti todos los hombres son psicópatas…

Helena- Y lo son. Es una de las condiciones del género masculino…

Clara- Vale ya, Helena, que nos los vas a asustar…

Jaime se levanta y saca a bailar una balada de Van Morrison a Helena…

Jaime- Soy un psicópata que solo busca un poco de calor.

Helena- Pero un psicópata, al fin y al cabo.

Jaime- Que te puede dejar muda de placer… recapacita, has dado con un buen hombre y un gran hombre.

Helena- Sí, sobre todo por su modestia.

Jaime- Tenemos que vernos durante el día, cuando te hayas leído mi novela… y hablar largamente de lo que significa narrar.

Helena- Estaría encantada, yo que pensaba que me ibas a tocar el culo disimuladamente… y solo quieres hablar de narrativa.

Jaime- Es lo mío y lo tuyo, las grandes historias empiezan por coincidencias, si no pregúntaselo a Auster, somos una coincidencia, por lo tanto de aquí puede surgir una gran narración.

Helena besa durante un buen rato a Jaime…

Helena- Hoy no pasará nada más, pero vas por el buen camino, de momento bailamos… el bailar es como el cantar, quien baila su mal espanta.

Jaime- Que así sea…

Los otros tres actores miran todo el baile sorprendidos, cuando acaba el tema de Van Morrison, Sonia se levanta y abraza a Jaime y Helena, Clara e Ignacio estallan en una gran carcajada.

Helena- Me encuentro un poco mejor, me ha subido el ánimo…

Ignacio- Cuidado que no empieces a bolar… Jaime es el mejor seductor que he conocido…

Helena- Pero seducir no es contradictorio con sinceridad…

Clara- Helena ha empezado a volar…

Helena- Espera, que despliego las alas, seguro que acabo en el despacho con la novela que nos haga dejar de ser una editorial pequeña…

Sonia- ¿La novela de Jaime?

Helena- Es posible.

Jaime- Es seguro…

Sonia- Menudo ego más desarrollado…

Clara- Más dañado.

Helena- Más verdadero…

Suena de fondo Duke Ellington, Clara empieza a llorar…

Helena- ¿Qué te pasa?

Clara- Lloro de felicidad…

Helena- ¿De felicidad?

Clara- Hacía cuanto tiempo que no nos entraban, y además no los hemos rechazado… y, ¿hacemos ascos…?, estamos jodidas…

Sonia- Querrás decir que nos van a joder…

Helena- Ya os gustaría… la galardonada esta noche voy a ser yo…

Jaime- Te das cuenta Ignacio, nosotros no hemos dicho en ningún momento nada… todo se lo guisan ellas, ¿a ver quién se lo va a comer?

Ignacio- Quien se lo guisa, se lo come…

Jaime- ¡Camarero, cinco vodkas más…!

Sonia- No creéis, que estamos abusando…

Ignacio- Abusar un día al mes es sano para el estado anímico…

Helena- No te lo crees ni tú, no es sano para nada…

Ignacio- ¿Y por qué estás abusando?

Helena- Porque me siento bien, soy algo radicalmente leve…

Jaime- Ella en estos momentos podría haber redactado La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera.

Helena- Redactemos el remake…

Jaime- Vamos a casa y empezamos…

Sonia- Cuidado Helena, lo único que quiere es follarte…

Helena- Quizás yo también lo esté deseando…

Jaime- ¿Vamos?

Helena- No, no puedo dejar a mis amigas perdidas en este universo de alcohol y descontrol…

Jaime- Ok, más tarde…

Helena- Os habéis dado cuenta de lo comprensivo que es Jaime…

Clara- Ya casi te tiene con las piernas abiertas…

Helena- Abrirme de piernas, solo lo decido yo… es parecido a la elección de los autores que voy a publicar, uso el instinto.

Ignacio- Pues tienes buen instinto, Jaime tiene fama de ser un gran amante.

Helena- No me digas eso…

Helena coge de la camisa a Jaime y se lo lleva al baño… entran en él besándose y metiéndose mano…

Clara- Espero que tomen precauciones…

Ignacio- Tranquilas que Jaime no tiene el sida…

Sonia- Y le han hecho la vasectomía supongo, porque sabes que pueden nacer niños al follar, ¿no?

Ignacio- Ja, ja, ja… tranquilas, Jaime siempre ha controlado mucho, si no lo hubiese hecho, tendría unos cuantos hijos por el mundo…

Sonia- Qué miedo me da…

Ignacio- Tranquilas, es un profesional…

Clara- ¿Es puto?

Ignacio- No, pero tiene la experiencia para serlo…

Sonia- Vamos que se ha ligado a Helena sin miramientos, lo tenía todo calculado…

Ignacio- Exactamente…

Helena y Jaime salen del baño… Helena tiene cara de gran satisfacción…

Helena- Ha sido maravilloso… nunca había sentido tanto placer…

Clara- Placer con condón, ¿no?

Helena- No, pero Jaime controla…

Sonia- Hay… joder…

Helena- Cada una se fía de quien se fía… y yo lo hago de Jaime…

Clara- Estás irreconocible Helena, siempre has sido una amiga con gran personalidad, con carácter e independiente… ¿dónde se ha ido tu esencia?

Jaime- La tengo hipnotizada, ¿verdad cariño?

Helena- ja, ja, ja… ¿a qué es mono?

Sonia- Creo que va siendo hora de irnos a casa…

Helena- No, me niego… quiero fiesta, y exhibicionismo…

Clara- ¿Exhibicionismo…?

Helena- El mundo es nuestro, amigas… y lo vamos a transformar como nos dé la gana… sigo con mi carácter decidido… nunca me habían follado como lo ha hecho Jaime, pero lo he utilizado… somos las jefas, las mujeres decidimos… las mujeres fuimos, somos y seremos el sexo fuerte…

Sonia- Ha renacido, Helena ha renacido…

Clara- Es la que era…

Jaime e Ignacio hablan bajo entre los dos.

Jaime- Se creen que nos utilizan, son tan inocentes…

Ignacio- Si en realidad hacemos lo que queremos con sus cuerpos y sus sentimientos…

Jaime- Si les sigues un poco  el rollo se enamoran y pierden la cabeza… entonces ya no tienen escapatoria…

Ignacio- Creen que son el sexo fuerte… que desubicadas que están…

Helena- Mirad muchachos Dylan contó que los tiempos están cambiado, ahora tendría que cantar que los tiempos han cambiado… ya no contáis para nosotras , más que para la función más primaria de la especie, la procreación y el placer…

Ignacio- ¿La función más primaria de la especie es el placer?

Jaime- Seguro que el Hombre de Cromagnon, cuando follaba, sentía un placer diferente al nuestro… nos hemos sofisticado y nuestro placer ha cambiado, es más exquisito…

Helena- No digas tonterías, el placer sexual es algo animal, es el motivo por el que los animales ante la hembra en celo se vuelven locos, van salidos, tienen ganas de obtener placer…

Ignacio- Por lo tanto, me das la razón, el placer es una función orgánica del animal primaria… y su objetivo es que prosiga la vida de la especie… sin deseo y placer toda especie se extinguiría…

Helena- ¡Dadme placer!

Jaime va hacia Helena y la agarra de la cintura dándole un beso…

Helena- A ti ya te he probado, fuera, fuera…

Ignacio se ríe ante la cómica expulsión de Jaime… pide cinco vodkas más… de fondo suena Lightin Hopkins

Ignacio- Entonces he de ser yo el que te de placer…

Helena- Acaso no hay más hombres en este pub.

Ignacio- Pero para que logres meterte en la cama de uno falta bastante… lo has de conocer, te lo has de ligar y te lo has de llevar al sitio indicado…

Helena- No me costaría más de media hora.

Jaime- Más vale malo conocido que bueno por conocer…

Clara- Así no es el refrán…

Sonia- Sois increíbles… ¿por qué no os vais a follar y dejáis a la gente normal en paz?

Helena- Cuando dan las tres le ocurre esto, se desespera, se vuelve negativa y destructora.

Jaime- Que peligro de mujer, no sabía eso de ti Sonia.

Sonia- No nos conocemos ni nos conoceremos esta noche…

Ignacio- Significa que nos veremos más veces.

Helena- Quizás, quizás, quizás…

Jaime- ¿Es un bolero?

Helena- Es un bolero, lo cantaba Nat King Cole… es maravilloso…

Ignacio- Pidamos al camarero que lo ponga.

Suena el bolero, y las tres mujeres lo cantan con sus vodkas en las manos y agarradas, Jaime e Ignacio las miran con deseo, de vez en cuando se van susurrando cosas al oído… Helena de repente coge a Jaime y se pone a bailar con él, cada vez están más apretados, se empiezan a besar, van de nuevo al baño.

Clara- Si Helena no vigila, va a salir de esta noche con bebé…

Helena- Esta noche la voy a recordar siempre, sabéis que nunca había follado con alguien al acabar de conocerlo…

Sonia- Es que ya no son momentos de autocensuras… se ha de vivir la vida…

Clara- Claro, ya nos lo dijo Mark Anthony, con sus canciones latinas…

Helena- Yo no escucho esa música…

Clara- Tú escuchas a Ravel…

Helena- Por supuesto…

Jaime- Helena, ¿has escuchado a Patty Smith?

Helena- Cuando tenía veinte años me gustaba…

Jaime- Deberías volver a intentar escucharla…

Helena- ¿Por qué no pedimos que nos pongan un tema de ella?

Jaime se acerca al camarero y le pide la canción, en dos segundos empieza a sonar… Helena baila… las quince personas que pueden haber en el pub, también se levantan y bailan todos con total libertad y espíritu creativo… en ese momento Sonia empieza a besar a Ignacio.

Helena- Mira, Clara, esos dos…

Clara- Como siempre ha pasado, yo soy la que me quedo sola.

En ese momento Helena empieza a bailar con Clara y también se besan…

Jaime- El que me voy a quedar solo voy a ser yo…

 

 

 

Acto 3-

Sonia está tumbada en un sofá del Pub durmiendo… Clara y Helena están en otro sofá besándose y magreándose. Ignacio y Jaime hablan en la barra junto a sus dos vodkas… Suena Sara de Dylan de fondo.

Jaime- Siempre nos pasa lo mismo, cuando las tenemos en el bote desaparecen.

Ignacio- Quizás lo nuestro no sea el ligoteo del viernes por la noche…

Jaime- Por supuesto que no lo es, ¿qué fin de semana hemos ligado?

Ignacio- No lo entiendo, somos buenos partidos… yo hace tres años que no follo…

Jaime- Baja el tono, si nos oyen… ya nada de nada….

Ignacio- Tú, en cambio, me sigues la corriente de lo que te digo, y esta noche te has follado dos veces Helena…

Jaime- Pero nunca se fijará en mí como una posible pareja…

Ignacio- Te lo repito, no lo entiendo…

Jaime- A ti te ven como al muerto de hambre que no se come un rosco, y a mí como al cuarentón que no quita la vista de los cuerpos de las demás mujeres… no somos buenos partidos…

Ignacio- Lo hemos de solucionar…

Jaime- Hemos de viajar, seguro que si vamos a Brasil nos comemos el mundo…

Ignacio- ¿Tú dejarías todo esto?

Jaime- Y, ¿qué es esto que tiene tanto valor?, podríamos probar en otro lugar…

Ignacio- Creo que el lugar no importa, lo que proyectemos a las mujeres aquí lo proyectaremos allá donde vayamos…

Jaime-Mira, Helena y Clara han parado de besarse, ¿vamos allá?

Ignacio- Vayamos…

Ignacio y Jaime se acercan a la barra dónde están Helena y Clara. Sonia, sigue durmiendo sobre el sofá del pub… de fondo suena Winton y Ellis Marsalis… piden cuatro vodkas más…

Helena- Os he visto concentrados hablando de cosas trascendentales…

Ignacio- Hablábamos de mujeres…

Helena- Lo sabía, hablabais de nosotras…

Jaime le da una patada a Ignacio de lado y le hace un signo para que cierre la boca…

Jaime- Seréis nuestro tema de conservación durante las próximas semanas…

Helena- Es que las hay que dejan huella…

Clara- Unas más que otras, cariño…

Helena- Has visto, le doy cuatro besos y ya me llama cariño…

Clara- Golfa…

Jaime- Golfa…

Helena- Pero que tenéis todos contra mí…

Jaime- Eres demasiado atractiva, y cuando tienes a alguien atrapado por tus redes lo deshechas como si fuese contagioso…

Clara- Sí, Helena, el amor además de compartirse se contagia… y a ti no te pasa ni una cosa ni la otra…

Helena- Quiero la excelencia a mi lado… debe ser por lo imperfecta que soy, para compensarlo.

Clara- ¿Tú… imperfecta…?, ¿pero te has mirado al espejo?

Jaime- Creo que quiere decir imperfecta espiritualmente… he estudiado en mis textos literarios a muchas mujeres así…

Helena- O sea, que entro dentro de un cliché concreto…

Jaime- Por supuesto, como todos…

Ignacio- Menos yo…

Los cuatro se ríen, en ese momento se despierta Sonia…

Sonia- ¿Por dónde íbamos?, ¿a quién le toca jugar?

Helena- Esta muy dormida o está totalmente colocada…

Sonia- ¿Estábamos jugando al juego del amor?

Ignacio- Ja, ja, ja… ven corazón…

Sonia- Idiota.

Helena- Lo que pasa es que estabas teniendo un sueño erótico…

Jaime- Ven que te lo sacio…

Helena- Cabrón, eres mío.

Jaime- Pero si hace un momento me has tratado como a un objeto.

Helena- Lo que faltaba, el auge del machismo, ahora nuestros machos no quieren sentirse objetos de las mujeres…

Clara- Ja, ja, ja, de nuevo vuelve a sonar la canción… Todo vuelve, todo vuelve.

Helena- La super Mercedes Sosa.

Sonia- Sabéis que Helena siempre ha estado enamorada de Mercedes Sosa.

Helena- Y con mucha honra…

Jaime- Pero, ¿qué es lo que te atrae tanto de ella?

Helena- Por supuesto que no es su físico… pero sabes todo lo que mueve en el mundo izquierdista… no hay nadie como ella… además Silvio Rodríguez es un rufián, pero Mercedes lo que canta es cómo vive…

Ignacio- Seguro que tiene un yate, y una casa con piscina…

Helena- Tenía, idiota murió hace muy poco tiempo… sabéis quien es, ¿verdad?

Jaime- Por supuesto, Solo le pido a dios…

Helena- Que la guerra no me sea indiferente…

Jaime- Pero, si tú eres una guerrera, lo llevas en los genes, es tú instinto, como en el bretón español la caza…

Sonia- Te está comparando con un puto perro…

Clara- O con una puta perra.

Jaime- No pongáis en mi boca lo que no he dicho… lo que buscáis es pelea…

Helena- Tranquilo, no lo conseguirán, aunque igualmente te daría un tortazo, mira así…

Helena le empieza a dar cachetadas a Jaime en la mejilla, que se va alejando de ella, mientras el resto del grupo se ríe…

Jaime- Esta noche la vamos a recordar siempre, de aquí va a nacer algo importante, solo estamos sembrando, luego tendremos que cuidar y regar lo que vaya brotando tranquilamente…

Helena- ¿Y qué crees que brotará de esta noche?

Jaime- Pasiones y desenfreno, o para ser más optimistas, amores sinceros…

Los otros cuatro se empiezan a reír escandalosamente… de fondo suena Just like a women de Bob Dylan…

Ignacio- Creo, que Jaime está padeciendo un brote psicológico del que se han dado muchos casos en la historia de la humanidad, sin que les hayamos dado importancia… el brote del optimismo injustificado… si no tienes justificado tú optimismo, por el mierda de mundo en el que vivimos, no caigas en él, por favor, ¡no!!!!

Helena- Eso, eso, no seas tonto, Jaime, que estás perdiendo puntos, que no te voy a dar más lo que te he dado esta noche…

Jaime- A mí siempre me amenazan…

Helena- ¿Dónde está el hombre valiente que he conocido al principio de la noche?

Sonia- Está con el rabo entre las piernas…

Clara- Demuestra tu hombría, por favor Jaime…

Jaime se siente atacado, primero intenta levantar la voz, luego niega enérgicamente con la cabeza, para acabar tapándose la cara y llorando disimuladamente…

Helena- Oh… que tierno… es un hombre sensible…

Ignacio- Ya vale, Helena…

Helena- Pero si todo esto lo has empezado tú…

Ignacio- Y qué se ha de acabar… después de los lloros se convierte en Hulk…

Las tres mujeres se rían intentando ocultarse… Jaime, las mira con los ojos desorbitados… suena Led Zeppeline…

Helena- Clara, tú has hecho cursos de psicología clínica… ¿qué opinas de nuestro caso?

Clara- Jaime, es un espécimen masculino de la raza humana, y se nos muestra como tal. Quiere agradar y quiere querer, si no lo consigue se hunde… creo que tuvo una niñez en la que los padres le ofrecían todo lo que quería, no tiene ninguna tolerancia al fracaso, además, su fuerza emocional es nula, es un caso típico de hombre accidental contemporáneo, en esta clase de pacientes, el final catastrófico se da más a menudo que en el resto de tipos de nuestra especie…

Jaime- ¡Vale!, joder, qué crueles sois.

Sonia- Es que… te las buscas.

Jaime- Qué voy a buscar… solo he dicho lo que siento, sois unas mujeres preciosas, tanto psíquica como físicamente.

Helena- Y sigue, tan van a dar más hostias en la vida…

Jaime- Zorras como tú… seguro…

Ignacio- Fin del sexto round, por ahora gana Helena por puntos…

Sonia- Bien, paremos ya… porque no hacéis como si estáis en la otra punta de la barra, os volvéis a acercar, y empezamos nuestra relación de cero…

Jaime- Vale…

Helena- No, no quiero, para nada…

Jaime- Entonces, ¿qué quieres?, que acabe de esta manera la noche…

Helena- Tengo un sueño… yo la acabaría así…

Jaime, se acerca a Helena y le da un beso en los labios… Helena se retira y escupe… de fondo suena Joe Henderson… Jaime pide cinco vodkas más…

Jaime- la fiesta no ha hecho más que empezar… mirad, no oís el redoble de tambor.

Helena- No nos jodas más, Jaime…

Jaime- ¿Te gustaría volver conmigo al lavabo?

Helena- Ni lo sueñes… lo que había ya se ha terminado… has caído demasiado bajo con tus lágrimas de cocodrilo.

Jaime- Soy una persona sensible.

Helena- Bye, bye Darling…

Ignacio- Quizás tenga razón Helena, y lo mejor sería ir ya hacia casa.

Clara- Vamos.

Sonia- Pues yo me voy a quedar un rato más, la noche es joven…

Helena- Yo me quedo contigo.

Jaime- yo también.

Helena mira al público y les dice…

Helena- ¿Cómo me lo saco de encima!!!!

Clara- Pues yo también me quedo…

Ignacio- Jaime, creo que aquí sobramos.

Jaime- Si me voy ahora, no me van a volver a ver el pelo…

Helena- Bye, bye Darling.

Jaime sale del bar enfadado, le sigue Ignacio… ni siquiera se han despedido… suena de fondo Ottis Reding.

 

 

 

Acto 4-

Helena, Clara y Sonia están en la barra, junto a sus tres vodkas. Hablan cansadamente, Sonia y Clara están recostadas en la barra… de fondo suena Sade…

Helena- Estamos como al principio de la noche.

Clara- Mujer, si los has echado…

Helena- Eran cargantes…

Sonia- Para unos hombres que se nos acercan…

Helena- En realidad, no sé para qué los necesitamos…

Sonia- ¿La conservación de la especie?

Helena- Si casi estamos en la menopausia… actualmente tener descendencia sería ridículo…

Sonia- Pues… la conservación del placer…

Helena- Te puedes masturbar….

Sonia- No es lo mismo.

Clara- Te podrías haber metido en el baño con cualquiera de los dos…

Sonia- No soy tan valiente como Helena.

Helena- Me llaman wonder woman…

Clara- Te ríes…. Tienes una fortaleza…

Helena- Por la boca muere el pez.

Sonia- ¿Y ahora qué…?

Helena- Ahora a divertirnos.

Clara- Eres indestructible.

Helena- Callaros que me lo voy a creer…

Sonia- Deberías creértelo.

Clara- Podrías conseguir lo que te diese la gana.

Helena- Tengo lo que me da la gana. Os tengo a vosotras…

Sonia- Es todo un cumplido…

Clara- Caso un piropo.

Helena- Si no nos piropeamos entre nosotras… ya me dirás.

Clara- Mirad, esos tres de esa mesa nos están mirando…

Sonia- No, de nuevo, no… ni los miréis…

Helena, los mira provocativamente…

Helena- Pues a mí me gustan.

Sonia- Helena, si acabas de hacer un elogio a nuestra amistad, y nos has dicho que no necesitamos nada más…

Helena- Pero una de mis muchas canas al aire siempre va bien…

Sonia- Acabas de lanzar tu moño de canas al aire… ¿cuántas veces te has follado esta noche a Jaime?

Helena- Es el pasado, el pasado ya no es… siempre hemos de intentar actualizarnos, y que mejor forma que ligarnos a esos…

Sonia- Hemos de sopesar… qué beneficios obtendríamos acercándonos y que perjuicios.

Helena- Creo que solo habría beneficios… la diversión alegra la vida…

Clara- La diversión no, la felicidad…

Sonia- Claro, hay gente que se divierte en ocasiones, pero que no es feliz…

Helena- Hagamos terapias los viernes por la noche en este pub a solteros o separados…

Clara- Tú, incluso te ligarías a casados.

Helena- Qué más me da casados o solteros… si solo será el rollo de una noche… nunca pasará nada más… si el casado es listo, su mujer nunca se enterará.

Sonia- Qué puta que eres…

Clara- No tienes estómago.

Helena- Si el tipo casado se acuesta conmigo, no estará muy satisfecho en su matrimonio.

Sonia- Pues que lo arregle con su mujer o que la deje.

Helena- Sería lo ideal… pero las persona no son precisamente ideales.

Sonia- Y tú te aprovechas de sus defectos.

Clara- Helena, eres una bala perdida.

Helena- Soy lo que ves… la imprescindible levedad el ser embarga mi cuerpo…

Sonia- Creo que te sientes más pesada de lo que nos dices.

Helena- ¿Por qué…?

Clara- Nada más hace falta conocerte.

Sonia- Tienes algún trauma que nunca nos has contado, varias veces lo he hablado con Clara.

Helena- ¿Y quién no tiene traumas?, dejadme en paz.

Clara- Cómo quieras, pero quizás si sanas heridas…

Helena- ¡Qué os calléis ya…!

Sonia- Los viernes por la noche son buenos momentos para hablar.

Helena- Qué queréis que os diga que soy adoptada y mi padrastro abusaba de mí…

Clara- Hostia.

Helena- ¡Pues es mentira!, soy una niña pija, con una familia venida a menos, que está hasta el chocho de la buena moral y toda esa mierda.

Sonia- O sea que no tienes traumas.

Helena- MI único trauma es haber crecido en una familia con dos caras,  socialmente muy morales, y dentro una mierda…

Clara- Eso también es un trauma…

Helena- No jodas… pero superable…

Sonia- Todo es superable si la persona quiere… ¿tú realmente quieres….?

Helena- Quiero que me dejéis en paz. Quiero o ser muy puta o ser muy hija puta… o las dos cosas a la vez… algo que objetar…

Clara- Nada, nada, estás en todo tu derecho.

Sonia- Calla Clara.

Clara- No me mandes callar.

Sonia- Llega un momento en que es demasiado tarde para todos.

Helena- Todavía no nos vamos.

Sonia- Nos vamos…

Helena- ¡Qué no nos vamos!

Sonia- Joder, estás fatal…

Helena- Brindemos por eso.

Helena pide tres vodkas más. De fondo suena Fleetwood Mac. Helena empieza a caminar bailando sentidamente, coquetea con los hombres de las mesas… da la sensación de que es una bailarina de cabaret provocando a los espectadores… luego sube por las escaleras centrales del público de la obra… se sienta en las piernas de un hombre del público y le besa en el cuello. Luego vuelve junto a sus amigas.

Sonia- ¿Te lo has pasado bien?

Helena- Estupendamente, bailar alegra el espíritu…

Clara- ¿Tienes espíritu?

Helena- No… soy solo res extensa…

Sonia- No sé si eres solo res extensa, pero tu cuerpo te pide marcha a todas horas.

Clara- Helena es una mujer moderna, que coge lo que le apetece y rechaza el resto… las mujeres feministas estarían orgullosas de Helena. Profesional, intelectualmente muy potente, autosuficiente tanto material como sentimentalmente… los hombres son objetos para ti, y no tú para ellos.

Helena- Es el mejor piropo que me podías hacer…

Sonia- Y además es sexualmente activa, y cuando puede promiscua.

Helena- Soy una mujer fatal, si no… mirad como se ha ido Jaime…

Clara- Pobre idiota…

Helena- Es tan solo, mi víctima…

Sonia- Una de tus víctimas…

Helena- Bueno, bueno, llevábamos mucho tiempo sin ligar…

Sonia- Quizás los asustas…

Helena- Qué tiemblen todos los hombres de lo que pretende ser una ciudad cosmopolita… la Barcelona contemporánea… la urbe post moderna…

Clara- Parece que estés bromeando… pero… pobres machos de Barcelona…

Helena- Tenemos que idear el plan de la venganza suprema…

Sonia- Estás más borracha…

Helena- En serio la venganza por todas las violaciones y malos tratos en la historia de la humanidad… la historia universal de la venganza femenina…

Clara- Sí, sí, vayamos a la lucha…

Helena- Y que conste que no soy feminista…

Sonia- Eso es lo peor…

Helena- Es que soy una mala bebedora… pero… estoy orgullosa de mi género… ¡a las barricadas!

Tres jóvenes que están en la barra, las miran, escuchan y se ríen…

Helena- Vosotros… ¿queréis acabar en el paredón?

Sonia, Clara y Helena se dirigen al público…

Sonia, clara y Helena- ¿Y vosotros?

Se escuchan unas risas femeninas generalizadas desde el escenario…

Se baja el telón…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s