La carta

Las mañanas eran rutinarias, las tardes sorprendentes y las noches solo se podrían describir como una absoluta locura. Pero me voy a centrar solo en sus mañanas y en sus noches. Cuando se despertaba en su cama de matrimonio se levantaba y ponía algo de Mahler dirigido por Pierre Voulez. Pocas veces, por la mañana, … Seguir leyendo La carta