Extenso poema sin sentido 6

La revisión nunca

ha de ser moral…

Somos seres inmorales que luchamos

por nuestra existencia sin tener en cuenta a los demás…

Mis miedos se forman

en mi interior, sin contar

Ccon las voces cantantes del

pensamiento de la psicología universal…

¡Solo quiero aullar más fuerte!

 

La psique, endeble, tiene voz

propia, y nosotros lejos de escucharla

nos peleamos con ella,

esto no puede acabar en nada

bueno.

 

La línea a seguir,

debe depender de nuestra estética…

Los alimentos, las circunstancias, la parafernalia

ambiental… los rostros desmesurados, que intentan

expresar, y cuando lo hacen asustan…

¡Qué mierda!

 

La alimentación nos envuelve

y formamos colectivos hambrientos,

que no saben estar frente

a fogones más o menos

delictivos… lo que mejor se cocina

normalmente crea dependencia:

¿Son estupefacientes?

 

Estamos en la era

vacía y despiadada…

O del vacío e indeseable…

Con ella nos encontramos

delimitándonos a nosotros mismos.

Estamos mencionándonos sin parar…

Narcisos de mierda….

La concreción brilla

por su ausencia… somos y estamos,

pero podríamos no ser y no estar…

La ruindad, la inmensidad,

la iluminación y el discurso

cargado de contestaciones a preguntas

sabidas e imaginarias.

Estamos siendo individuos…

¿Estamos siendo individuos?

La individualidad se ausenta

en momentos de comunidad…

Y se encuentra el arraigo…

Pero a algo dañino para nosotros

mismos…

 

La vida, dura y curva,

contingente y circunstancial,

casual  y prosaica.

Todos bebemos por ella…

Ella misma se retroalimenta,

hasta que se cansa… Y termina…

Todos somos iguales…

 

La vida inmersa en situaciones

límite,

aguanta con golpes inusuales…

Con golpes sanguinarios y

cobardes…

Se cree que tiene

tanta fuerza que repele…

 

La intromisión en asuntos subjetivos

de otras personas…

La inmersión en la psique hace deambular,

y el sentido de todo a veces está y a veces

se va.

Estamos jodidos…

Y la inclusión en la épica de la historia

de la humanidad no queda lejos…

 

No veo, no oigo, no siento…

Quizás es una venganza de la

existencia inacabada…

Versos libres y autónomos…

Versos inconclusos y versátiles…

Como un olor produciendo iras y amores…

 

Lo excluyente siempre es cruel.

Y, ¿quién no es excluyente?

Los colores son lo que son y no se

han de venerar… para

algunos provocan armonía…

Para otros solo son

instrumentos para expresar…

Y sus lienzos se convierten en versos

abstractos… sobre

los que no se puede

opinar solo sentir.

 

La idea, siempre inexacta…

¿Cuántos poetas han buscado los

conceptos exactos y perfectos…?

Nadie los ha hallado…

O al menos no los han sabido utilizar

para que así sean…

…son tan complejos los conceptos…

… y tan inexactos se vuelven sus

referentes cuando los utilizas…

La lengua está llena de matices…

Y cualquier matiz puede alterar el

significado de la frase…

 

¡Somos seres conceptuales!

 

Somos seres inmersos

en nuestra propia mierda…

Y solo vemos con nuestros

propios ojos…

 

Las ilusiones vienen y van…

Las retahílas aparecen…

Las impresiones nos condicionan.

Estamos hechos de espíritu…

¿La materia es ilusión?

La ilusión carece de veracidad…

Somos y estamos

relativamente hambrientos…

La sed nos cohíbe

la poca sustancia que nos

define…

Ahora, levemente idos,

alienados por la propia vida…

Que nos provoca locuras y pesares,

amores y sonrisas…

Hasta el límite insospechado

de la irrealidad y la irracionalidad.

 

Las intrusiones en el mundo

del subconsciente deberían ser normales,

pero individualmente, los

psicólogos, aunque intenten ser brillantes,

no llegan ni a captar un 10% de

lo que es la mente humana…

Todos  carecemos de sentido común,

todos nos ausentamos cuando sentimos

de verdad… Da miedo…

Convulsiona y provoca reacciones

insospechadas…

Y mi mujer, convertida en la mujer

universal…

Jadea y aprieta…

Respira y me alimenta.

 

Las circunstancias, a veces

a favor, otras en contra…

No son más que circunstancias… y

todos empleando todas nuestras armas,

intentamos que no nos superen…

La vida inmisericorde nos aprieta

y nos deja ir, intermitentemente.

Los rastros de positividad

degeneran en una lucha por la vida triunfal.

Casi siempre triunfal…

Otras veces se sufren reveses

insondables… recreados

quizás por una película

de ficción en la que siempre

nos sentimos representados…

No hay que hacer caso

al conocimiento.

Todo son creencias…

Demoledoras…

Intersubjetivas…

Y la modas también influyen.

 

El pensamiento global

siempre es erróneo…

El pensamiento ha

de ser individual…

¿No es lo que somos? Individuos.

 

Se nos está yendo

el pensamiento propio…

Los sentimientos individuales hacia

las cosas.

Las modas nos embargan…

Y sentimos por y para ellas.

 

La mirada inconfundible

de las grandes mentes.

De los grandes expresivos…

De la vida misma…

Que como nosotros la miramos

y la intentamos comprender

ella nos mira y nos intenta comprender…

Pero es imposible que nos comprendamos

mutuamente…

Porque ser humano y

armonía vital

son conceptos paradójicos.

 

El son vuelve…

El silbido del relax y la buena onda,

¿han desaparecido?

 

La muchedumbre marcha…

Pero el ritmo es arrítmico…

Quien dice que el ritmo

ha de ser acompasado…

Las vanguardias han dado grandes

ejemplos del asunto…

Y por regla general

cada individuo tiene

su ritmo…

Y nunca, nunca, logra ser acompasado…

La vida se basa en ritmos diversos

que se cruzan y alimentan entre

ellos…

La vida es ritmo y melodía…

Por eso la vida conecta directamente

con la música y la poesía…

Por eso la vida puede ser interpretada de tantas

formas como personas han existido y existen…

La vida, con la muerte no va al más allá…

Se queda aquí… Y crea memoria social…

La memoria social, hace que la gente perviva…

La memoria social hace que los sentimientos y sus respectivos

sentimiento y expresiones influyan para los otros,

contemporáneos o de épocas futuras…

 

Y vuelve el gran aullido…

El grito al silencio…

El grito de lamento más

potente posible…

Y como Lindberg,

comprender su momento,

deletrear sus sentimientos

y que los conceptos sean

relevantes y exactos…

Como debería ser la vida,

pero que nunca lo será…

La inconcreción nos gobierna,

y nuestra condición contingente

gobierna nuestra psique,

somos seres incontrolados…

Nos han de controlar las modas…

Porque si no

deberíamos utilizar la imaginación…

E imaginar libremente es peligroso,

la persona se conoce más y se vuelve

crítica y auto crítica…

 

La irracionalidad me controla…

Y yo libre de pensamientos,

desemboco en cualquier

malestar como si fuese

Aago normal…

Harto ya de estar harto ya me cansé…

Cantó un poeta…

Yo canto,

cansado de estar cansado ya me harté…

El orden de los factores

en este caso influye…

Como no, diría mi super yo…

Soy mísero y amargo me dice…

Y yo le miro por encima del hombro

y sé que soy yo…

Aunque mis personalidades se multipliquen

y todas forman mi yo, complejo

y paradójico…

Con un caminar pensativo, me digo,

¿cuál es la condición humana?

¿Realmente estamos acertados

al buscar un sentido a la vida?

No hay respuestas ante

preguntas que necesitan respuestas,

como no se cansa de expresar Gandalf…

 

La vida es como una película de acción:

escalofriante…

Y los espectadores de esa película

son los que nos rodean…

Que no paran de interpretar nuestras

acciones y pensamientos…

La historia de la humanidad;

¿está formada por grandes relatos?

¿o solo por relatos cortos de menos de cinco minutos?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s