La ciudad sin rostros

Las ciudades siguen pareciéndome un enigma, es por lo que siento tanta atracción por ellas…

Los ciudadanos son individuos que se confunden con la gran masa… se camina por las calles, la gente es como el asfalto, te cruzas con unas tetas, un atleta, una colegiala, un indigente, un pintor, nadie es alguien… quizás tiene razón el filósofo Giorgio Agamben pensando que cada individuo de nuestra especie es un cualquiera… es igual el nombre que tengamos y las creencias que intentemos mantener… la vida, los medios y la publicidad nos manejan a su antojo… todo lo empeora cuando no se conoce al individuo, solo a la silueta del individuo sin rostro… ¿Qué es la otredad?, no me respondas metafísico del otro,  Emmanuelle Lévinas… la razón… pero los sin rostro nos acechan… si no nos interesan los rostros no nos interesan las personas, su expresividad se halla en ellos.

El ciudadano ignora la esencia de los rostros… es lo mismo que ignorar el sentir de esa misma gente…

Es el motivo por el que estoy realizando el proyecto de título: “La ciudad sin rostros”.

Gracias por interesaros.

 

David Barbero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s