La poetisa

Quería escribir una oda a un amigo fallecido. No sabía por dónde empezar. No era poeta, aunque leía de vez en cuando poesía.

Para escribir la oda, busco en internet clases de poesía rápida en Barcelona. Encontró una sola respuesta. La página web de una poetisa que ayudaba a escribir poemas por asuntos señalados, de amor, desamor, amistad, o perdida sentimental a quien lo requiriese, a cambio el cliente le debía comprar un libro de poesía.

Se puso en contacto con la poetisa, le explicó el motivo por el que quería escribir la oda. Ella, le contestó que podían verse en la terraza del bar kasparov, que sería cuestión de una hora o una hora y media.

Al día siguiente, tuvo que esperar a la poetisa un cuarto de hora, cuándo llegó se dio cuenta de que era la mujer de sus sueños, pero que no podía aspirar a nada con ella. Era bonita, sofisticada, culta y creativa. ¡Cómo debía ser en la cama!, pensaba.

En media hora tenía escrita la oda para el amigo fallecido. Ella le dijo que tenía dotes para la lírica, lo que a él le pareció un piropo. Acto seguido le entregó su libro de poesía que valía nueve euros. Él se los pagó. Le dijo que si quería tomarse un Dry Martiny en una cocktelería nueva que habían abierto en el Eixample izquierdo. Ella accedió.

Cuando estaban en la cocktelería con sus bebidas, le preguntó si se ganaba la vida con la poesía. Ella le contestó que era medio sueldo. El otro medio, lo ganaba haciendo pasteles para cinco restaurantes. Les hacía toda la pastelería de sus cartas.

Interesante, pensó él. Y, ¿no tienes pareja? No creo en el amor, contestó la poetisa. ¿Y cómo puedes ser poeta si no crees en el amor? Creía, pero el amor de mi vida, dejó embarazada a mi prima. ¡Joder! Fue la respuesta de él.

Se despidieron, la poetisa le dio un beso en la boca. Es lo que has querido toda la tarde, ¿no?, pero es lo único carnal que te voy a ofrecer. Si otro día necesitas escribir otro poema me llamas. Adiós poetisa, dijo él tartamudeando. Y se fue con un poema, cuyo proceso de elaboración no olvidaría jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s