Poemas: el reloj parado, melodías y sinsabores

¿Reacción?

Cuántos conceptos en el vacío…

No reímos, interactuamos…

Estética vintage en momentos

Contemporáneos…

 

 

Mi oído descansado,

la reanudación interpersonal,

como percusión terapéutica…

Y los pies…

Entre el tejado y el suelo

existen muchas ilusiones…

Y frustraciones…

 

 

Extemporáneo,

no hay pasar,

somos pasar

con límites.

La contingencia necesaria,

surreal, física

y espiritual…

Sí vs no,

Ser vs no ser…

¿cómo?

 

 

 

Y si el diapasón

que marca el ritmo arquetípico

se hubiera dañado…

Caos, caos y eterno caos…

Aunque todo sea una ilusión.

 

 

Desperdicios,

cosmovisiones,

coseidades…

Lo contemporáneo…

Tú y yo…

Yo y tú…

¿No hay eternidad?

No hay eternidad.

 

 

Entretenimiento…

Un adiós largo…

Elección y pedantería…

La melodía…

Qué sin sentido,

al menos yo no

lo entiendo.

 

 

Excursión y

pedantería…

La melodía sin sentido…

Aunque a mí me habla,

pues yo la entiendo…

 

 

Excursión al

no lugar,

qué no es lo mismo

Que el vacío…

Lo conozco bien,

está en mi pecho

algunas tardes absurdas,

algunos le llaman ansiedad,

otros angustia,

yo sin ser lingüista le pondría el concepto de erosión…

 

 

La primera letra…

Nota, trazo, concupiscencia

radical…

Cuando la mujer…,

Cuando el tacto…

¿El éxtasis?

Relación…

Preámbulo…

Interés…

Todo blanco.

 

 

La reliquia…

Tus pechos…

Entereza y esquematismo…

Cuántas ideas y cuánta basura…

Realidades…

Situaciones…

 

 

¡Qué intromisión!

Darse cuenta…

El tiempo,

Poco efectivo…

El hilo,

Transparente…

Su historia, su demencia…

¿Y la curva inestable, con la

explicación de nuestro tiempo, cuándo

aparecerá?

 

 

La querella

consentida.

Amante…

Naturalidad exponencial.

¡Qué poco me gustaban las operaciones!

Menos si eran contradictorias…

Y entre el más y el menos,

El vacío…

 

 

Vacuidad fermentada, aire pomposidad, estilo

Ilocalizable. Y después

del tiempo, melodías… flotando transversalmente.

Flotando, y tú con pechos hirientes y sabrosos…

Y yo ser rocambolesco e intuitivo…

El resto….

A la basura del tiempo…

El resto, por las fronteras invisibles,

¿Común…? y existentes.

 

 

La sequedad impide el sexo

vaginal…

La inactividad denota

algo de mortalidad.

Ocurre mucho de esto

y de todo.

Ahora cabe preguntarse

que son las otras cosas…

Nimiedades sin importancia

que no vale la pena

preguntarse.

 

 

Iracundo.

Cuánto…

La ridiculez siempre subjetiva

es una ilusión…

Y el segundero sigue avanzando.

¡Qué más da!

La situación…

¿Está vacía?

 

 

La consumición es temporal…

Los sentimientos son hipocondríacos…

Cuánta inconsecuencia exclamando…

Casi jadeando…

¡Falta un plato en la mesa?…

Ten, te dicen…

Sucumbe al placer gustativo…

 

 

La conclusión…

Anestesia.

¿Se han extinguido las vacunas?…

Éxtasis hiperreal, sin

hipocondría…

La virtud…

La realidad…

Cuánto ser irrespetuoso…

 

 

La copa sin destilado,

como la vida…

A la imaginación le da

pereza imaginar,

pero sabe más y mejor.

Elección de pereza, carece de realidad,

ni siquiera en las intenciones…

 

 

Y yo… sin equivalencias… pasando.

 

 

Rayas, puntos y circunstancias…

Y eso que no soy Kandinsky,

¿era libertario?

No, era casi abstracto, sustituible…

¿Quién no lo es?, y luego

la reversa…

El acto parabólico…

Y a mirar sin ver, o sería

mejor decir, a ver sin mirar, creo

que en este caso el orden de los factores

sí altera el producto…

 

 

La relatividad sobre lo siguiente…

Amanecer…

¿Estamos vivos?

La ilusión…

El perímetro utópico

de cierto bienestar,

la reconciliación

de las mujeres…

¿Realmente son de algún lugar…?

O son de ellas mismas…

No hay exámenes,

ni reglas…

U oigo facturar más

cáscaras de bogavantes…

Y el instante que sea un solo

instante…

 

 

Realidad gaseosa…

¡No está en un nivel superior

a la sociedad líquida

de Baumann…?

La mente en blanco…

Pero trabajando…

No hay elixir ni placer querido sin conseguir…

¿Soy gastrónomo?

 

 

Lo único que sé

es que los minerales

terrestres que pisamos

crean dependencia…

Pero no a todos,

¿a casi todos?

¿Lo del orden de factores

funciona aquí?

No lo sé…

¿Me importa…?

En absoluto.

¡Ay!, ¡qué jodida verdad…!,

es la relatividad. ¿Donde puede descansar

la lógica en un lugar tan

Contingente-incómodo?

¡Estamos en el vacío!

 

 

 

Retráctil;

Intentos… de reflexión,

Intereses generales…

Subjetivos,

y…, ¿la vida?,

zumbido…

sonido…, humeante,

lo mismo que las melodías

materiales…

tres es un buen número,

terceto de jazz…

santísima trinidad…,

y las tres preguntas;

¿dónde?, ¿cómo?,

¿cuándo?

 

 

Espíritu =melodías

Atónicas post modernas.

¿Acaso ya es el después, si la paradoja

se pierde tras el muro urbano?

Energía interior fluyente

de forma instantánea hacia

la obsesión.

Siempre hay un antes y un después…

Lo turbio es mi presente…

¿Quizás es por la pesadillas

nocturnas?

 

 

 

Conclusión vs tradición.

La cultura…

Solo la presente, la que

crea adicción… unos segundos más

sin consumirla y empieza a crearse en mi mente…

La intriga sin melodrama registrado,

Paralela a algunos sentires…

Como un círculo negro.

 

 

Incandescencia,

Reliquia…

Habemus mierda…

Por, entre…

Claro.

La abstracción sin filantropía,

Ya no hay nada.

O solo el vacío.

 

 

Relevante…

Entre cojines sentidos…

El medio… término concreto.

La realidad…

¿La realidad?

Paradoja.

Corrupción.

Anhelo.

 

 

Reservas,

¿para qué más minerales?

La fascinación

por lo absurdo,

La contradicción diminuta.

¡Toda puta contradicción empequeñece, y somos eso nosotros!

Mientras:

Pasar, experimentar y desaprender.

 

 

Si los interiores

subjetivos se

metabolizasen,

convirtiéndose en desasosiego, o en miradas retro

hacia el futuro.

¿Acaso el presente en algún

momento es presente?

 

 

 

La condición escéptica:

irresuelta,

estética,

profunda,

consecuente,

intransferible…

 

 

¿Resuelto…?

No hay margen negativo

ni positivo…

Deambulas sin sentido…

La era de las eras…

La basura contemporánea.

 

 

Letraheridos

inconfesables

y paradójicos…

¿Dónde se encuentra el verbo

Decadente?

Limítrofe y permisivo

cuando correr y vivir son sinónimos.

 

 

¿Cuántas veces?

La perpetuidad y el consumo

retrógrado, sin placer

no hay vida,

¿o no?

¿Sin placer no merece la pena

Vivirla?

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s