Ritmos, melodías y fraséos….

Redactado durante algunos meses  entre los años 2004-2005

 

 

The “Bird”

 

Cómo vuelan tus notas,

a la velocidad de tu

imaginación y tus manos.

Oírte es como estar

en un sueño en un bar

asfixiante de humo, ante

las leyes del hombre negro,

que en tu época era perseguido

por drogadicto, por delincuente,

pero la ley no sabía, que

vosotros seríais perdurables

a la maldad, seríais

clásicos musicales,

entre Jack Daniels,

negras complacientes

y una improvisación de tu saxo

que llegaba más profundo que

el placer, que la prisión

que os perseguía sin prestar atención

a la genialidad de

tu música de jazz.

 

Camarón

 

Quien no te entiende

dice que tus cantos son gritos.

Dios del pueblo gitano,

que te hiciste hermano del caballo,

el oro y la bohemia.

Desgarradores cantes hacen temblar

mi estabilidad. Si no fuera por la pasión que nos das

nunca hubiese visto el mundo como lo veo.

Desgarradores poemas de desamor,

del duro trabajo, entre

poemas de Federico García Lorca,

que hace honor a que le puedas cantar.

Él, vibraría contigo como vibro yo,

con el corazón exaltado, antes

con alcohol, ahora sin armadura,

qué más da,

si tú siempre serás tú.

 

 

Miles Davies

 

Tus notas me llegan

en la oscuridad de mi piso.

Insomne deambula mi mente

con tus improvisaciones.

Quizás la mejor trompeta,

quizás uno de los negros

con mayor personalidad musical.

Obsequiándome con  tus baladas silenciosas

cuando esté en compañía íntima,

acompáñame con tu Milestones

cuando mi habitáculo esté lleno

de amigos del arte y el Be Bop.

 

 

Debussy

 

He de reconocerlo,

cuándo te conocí

apenas te comprendía.

Con horas de escucha

tú surrealismo y melodía

me atraparon.

Rey de la música clásica,

superdotado para comprender

y evolucionar la música

de los clásicos,

que si te oyeran

te repudiarían,

como siempre se repudia

a lo incomprensible

pero adelantado.

 

Notas en directo,

no quiero bailar

tan sólo transportarme

armónicamente.

 

 

Tú sonido es

cómo la naturaleza,

inmensa pero no sé

si imperecedera.

 

 

Quéjate gitano,

de los siglos de desamor hacia vosotros,

por nuestro sedentarismo

siendo vosotros nómadas.

 

 

El negro ya no recoge

algodón, le canta

ahora a la vida

blancocrácia.

 

 

Cómo se denota tú

futura locura, Beethoben,

escuchando el radicalismo

de tú música.

 

 

Entre seis cuerdas

vives, te es igual

bulería que soleá,

aunque tú hemano

el cantaor

hace tiempo se fue.

 

 

 

Esta es la melodía

de la protesta

a la anti insensibilidad,

la melodía que agita

el interior.

 

 

 

Led Zeppeline

 

 

Claridad, como denominación:

padres del rock duro,

comienzo de la distorsión,

con la melancolía de

vuestros padres bluseros

llegáis a mí puros.

Cuándo os escucho

me entra la sensación

del comienzo de muchos

intentos no tan logrados,

agradecido por vuestros clásicos,

y loco por los temas más escondidos.

Solo hay una frase que os pertenece,

Siempre seréis escuchados.

 

 

Pink Floyd

 

Psicodelia, LSD,

melodías amenizadas

por la paranoia,

y si viera un árbol rojo

mientras os escucho,

lo vería normal.

Las venas de mi juventud

vuelven a intoxicarse

con vuestras sinfonías.

Otro clásico, otros recuerdos.

El pasado vuelve

a estos días.

 

 

 

Bob Dylan

 

 

Tus protestas

eran tan reles

cómo tu Highway 61

o como tu sobre los escenarios.

Innovador de ti mismo

con tu áspera y clásica

voz. Protesta otra vez

como siempre lo has

hecho. Raíces folk

más tarde eléctrico.

Canta otra vez a

la joven perdida

y rasca tu guitarra

entre berridos

y poesía.

 

 

Chet Baker

 

 

Los amantes del Jazz

en Nueva York no

te supieron apreciar.

Trompeta blanca,

voz blanca.

Y cruzaste el mar

hacia el París

de tu exitosa

perdición.

Cuando quiera relajarme,

pensar, te escucho,

aunque para ti

tu vida y tu Jazz

no fueron relajados.

El gran Jazzman blanco.

  El único.

La otra gran trompeta.

 

 

 

 

 

 

 

 

Capullo de Jerez

 

 

Tu nombre para mí

suena a personalidad.

No imitas al Dios.

Eres tu y tu sentimiento

los que me vuelven rebelde de la vida

y el arte.

Hace poco te conocí

y la sala casi se hunde.

Tangos propios, pero mejor

tus soleá,

Feo, gritaba la gitana

cuándo seguramente

se humedecía

al compás

por tu canto.

 

 

 

Chico Science

 

Mangie, me sonabas y me suenas

a innovación,

aunque para ellos, los brasileiros

eres ya casi un clásico.

Ritmos afros, guitarras distorsionadas

y melodía Hip  hop.

Tu vida radical te convirtió

en la leyenda del nordestinha

donde negros y blancos

te veneran.

Mucha larica he sentido

escuchando.

Tu maconha, mi marihuana

de Pernambuco que

dio a conocer de nuevo lo dionisíaco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El lenguaje

 

 

Como un lenguaje

 

de los sentidos

 

vienes a mi,

 

melodía depravada,

 

como si fueses

 

sólo sexo me alteras

 

y mi fragilidad

 

se descompensa

 

con momentos exaltados

 

y otros

 

con ojos húmedos,

 

a punto de gotear.

 

Y todo esto, sabiendo

 

qué en el peor

 

o en el mejor de los casos

 

tan sólo eres

 

un lenguaje más.

 

 

 

 

 

 

 

 

En cada momento

 

 

 

 

Como no hay dos

 

obras musicales

 

iguales, tampoco

 

hay dos momentos

 

ni siquiera similares.

 

Hoy, cuando anochezca

 

prefiero

 

entrar en la cuna

 

del son, siempre cubano,

 

y me imagino esas caderas

 

negras que me deleitarían

 

tanto como tus congas,

 

rico son.

 

Ya no hace falta ir

 

a Cuba para sentirse

 

inmerso en tu sensibilidad,

 

en esta Barcelona moderna

 

puedes estar como en la isla

 

cerrada o en Colombia,

 

bailando con mujeres

 

que de vírgenes no tienen ni el recuerdo,

 

por eso me exaltan… ¡orgasmo…!

 

 

 

 

Lectura sobre ti

 

 

Hace años leí tu

 

ajetreada vida de

 

niño y hombre gitano,

 

hasta en tu alimentación.

 

Y ahora sólo me hace

 

falta oírte cantar

 

para sufrir como tu

 

sufriste, flamenco de raíz,

 

cultura tuya de la calle.

 

 

 

 

 

 

 

Ni con gotas, ni con humedad

 

 

 

 

Si tan sólo pudiese imitarte,

 

pero ni con gotas, ni con humedad

 

acabo, cuando marco mis ritmos.

 

quizá falta de habitualidad,

 

aunque escucharte siempre servirá.

 

instrumento grave, sonido opaco

 

que unos hacen vibrar y otros

 

tan sólo golpean,

 

y cuando haya gotas y humedad

 

es que hará un sol tórrido,

 

o es que me he dejado

 

los dedos ritmeando,

 

contigo, el siempre

 

eterno.

 

 

 

 

 

 

 

Trompeta o guitarra

 

 

 

 

 

Vibro igual con unas

 

improvisaciones o con otras,

 

que más da trompeta

 

o guitarra, lo que importa

 

es la sensibilidad,

 

lo que si que te pido

 

sagrado músico,

 

es que introduzcas

 

la tristeza de las notas menores,

 

melancolía siempre será

 

melancolía,

 

con trompeta o guitarra.

 

 

 

 

 

 

 

Steve Ray Vaughan

 

 

Tú y el riff de

 

la radicalidad sois

 

tan sólo uno.

 

guitarra, estridencia

 

de las penas de los

 

oyentes, qué lástima

 

que ya no te pueda

 

escuchar para mi,

 

en directo, sudando

 

blues traicionero,

 

en sala íntima,

 

entre tónicas yo

 

y Jack Daniel’s tu..

 

imaginaciones o ilusiones

 

cuando te pongo de fondo

 

musical entre mis cuatro

 

paredes.

 

 

 

 

 

 

 

Thelonius Monk

 

 

Las teclas vuelan al ritmo

 

de tus dedos,

 

el sonido es terrestre

 

y galáctico a la vez.

 

El creador, el hippy

 

del jazz.

 

 

 

 

 

 

Lo que yo siento

 

 

Mis sentimientos van madurando,

 

mis sentidos también.

 

Mi sangre ya no me hierve

 

con la rebeldía de antaño,

 

ahora burbujea ante las

 

melodías de la comprensión.

 

 

 

 

 

Saxo

 

 

Un sonido desgarrado

 

me llega de una

 

lejanía prudente.

 

Lo identifico,

 

es el saxo de los saxos,

 

el de la improvisación,

 

las escalas y el be bop.

 

 

 

 

 

 

Indiferente

 

 

Indiferente,

 

el silencio no me deja

 

indiferente.

 

Necesito notas al viento,

 

voces apasionadas,

 

y melodías recurrentes, separadas

 

por descansos con significado.

 

 

 

 

 

Percusión

 

 

Iba caminando

 

por el sendero

 

del ritmo

 

desenfrenado,

 

y unas congas

 

me dijeron,

 

saca mi voz

 

pequeño percusionista,

 

para que el pueblo

 

pueda olvidar,

 

para que el aire

 

se llene de sensualidad.

 

 

 

 

 

Sonido

 

 

Me es igual

 

clave de sol

 

o clave de fa,

 

lo único que quiero

 

es dejarme llevar

 

por el exclusivo

 

camino del sonido

 

de tus cuerdas redentoras.

 

 

 

 

 

La filosofía musical

 

es la abstinencia

 

de frialdad.

 

 

 

Cuerdas vibrantes,

 

notas acordes

 

para la luz

 

en mis emociones.

 

 

 

Corretean

 

tus improvisaciones,

 

como el alcohol

 

recorría

 

mis venas.

 

 

 

Sol eterno,

 

notas de jazz

 

en tu calor

 

de invierno.

 

 

 

 

 

 

Suenas como una

 

ráfaga de viento

 

en una oscura

 

tarde, en el

 

bosque de la improvisación,

 

gran saxo tenor.

 

 

 

 

 

 

Y si yo fuese,

 

tan sólo,

 

parte de tu sensibilidad,

 

músico pendenciero

 

de la noche,

 

(en bares de jazz

 

y humo)

 

la totalidad en el arte.

 

 

 

 

 

Iba deprisa

 

ya que no

 

quería perderme

 

la emoción

 

de ninguna

 

nota tuya,

 

maestro del swing

 

y los tugurios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Corretean tus dedos,

 

sacando un sonido

 

inimaginable de

 

este piano hecho

 

para que el pueblo

 

goce y olvide.

 

 

 

 

 

Tus notas me llegan

 

desde una radio

 

oxidada, pero

 

es mi radio,

 

mis notas,

 

mi posesión

 

en forma

 

de música.

 

 

 

 

 

 

 

Polaco “Goyeneche”

 

 

Arrabalero,

 

sentir de las calles

 

entre alcohol

 

y navajas pendencieras

 

que por una mujer

 

se untan de sangre.

 

Interpretando

 

al desamor,

 

única verdad

 

totalmente irracional.

 

Que suene el bandoneón,

 

que las frases arrastradas

 

penetren en mi tristeza

 

y me ayuden a decir,

 

no soy el único.

 

 

 

 

 

Vals

 

 

Melodía optimista,

 

vals por mi

 

invailable,

 

ya que prefiero

 

mirar y comprender

 

el porque de la

 

la copa de champany

 

y la luna llena

 

reflejada en el sena.

 

Con tranquilidad

 

mientras voy acabando

 

tengo ganas

 

de gritar:

 

¡más melodías por favor.

 

 

 

 

 

 

 

Parece cómo

 

si me penetrase

 

por los poros

 

de la piel

 

al centro

 

de la nostalgia

 

y mi historia,

 

bulería canallesca.

 

 

 

 

 

 

 

Ando engullendo

 

músicas con

 

batería, contrabajo,

 

piano y saxofón.

 

y tan sólo me

 

queda la emoción

 

que me dais,

 

cuarteto genial

 

y urbano.

 

 

 

 

 

 

 

El sonido y

 

mi estabilidad

 

van unidos,

 

por eso mismo

 

busco melodías

 

acogedoras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s