Guión largometraje 4: Cuadro abstracto

Personajes:

Sam

Pablo

Lourdes

Ingrid

La camarera

Luna

Sabrina

Escena 1– Sam está hablando con Lourdes en la cocina de la casa de su casa, discuten acaloradamente… de fondo suena La noche transfigurada de Schomberg. La cámara enfoca a ambos de lado, la toma dura 10 min. Detrás de ellos hay una estantería llena de botes de especias…

 

Sam- Te lo dije, no vamos bien, ya ni nos miramos… podríamos compartir piso cada uno con su habitación y todo sería igual que ahora.

Lourdes- ¿Y… por eso te has de follar a Ingrid? Sabía que había algo entre vosotros, cuando te conocí ya eráis amantes y nunca lo habéis dejado de ser… ¡confiesa!

Sam- Nunca hemos tenido nada, ha sido un desliz imperdonable…

Lourdes- Tú lo has dicho, imperdonable… quiero que dejes de trabajar para ella…

Sam- Soy el que he hecho los decorados para su teatro durante toda mi vida. No puedo trabajar en otro sitio.

Lourdes- Lo que nunca me ha gustado de ti es que eres un conservador, por eso siempre has conservado a Ingrid.

Sam- No digas tonterías…

Lourdes- Perdón, pero… respétame, me estás llamando tonta… algo sí que lo soy, habiéndome juntado contigo…

Sam- Mira, borrón y cuenta nueva… empecemos de cero…

Lourdes- De cero, mierda de tíos, no ves que esto ya se ha roto, no puede enderezarlo ni Dios.

Sam- Entonces, ¿qué hacemos?

Lourdes- Haz las maletas y te vas… ¡ya!

Sam- Pero, no me puedo ir.

Lourdes- Puedes y lo vas a hacer… podré meditar mejor sobre mi vida sin ti en casa.

Sam- Ahora las preparo.

Sam va a la habitación gesticulando, saca una maleta y empieza a meter ropa… la cámara le ha seguido desde la cocina hasta la habitación. Una voz en off, va recreando lo que él piensa.

Sam- Joder, me he ganado la lotería con esta tía, por un desliz, me gustaría saber si ella siempre me ha sido fiel, no puedo más, ya ni follábamos, mejor me voy, quizás me acoge unos días Ingrid en su casa, hasta que encuentre algún estudio, así nos hacemos mantenimiento… la vida pasa, y las situaciones sociales mueren, son perecederas, como todo, como yo, sobre todo… no desfallecer, siempre me levantaré, soy un tipo duro que siente poco… soy un gil que la he cagado…

Sigue metiendo ropa, libros, el ordenador… aparece Lourdes en la habitación…

Lourdes- Definitivamente eres un cerdo… y te vas, así sin más.

Sam- Perdona, pero me has echado.

Lourdes- No jodas, te has echado tú mismo.

Sam- Ha sido solo un desliz.

Lourdes- Me has engañado, me has defraudado, no confío en ti.

Sam- Mejor me voy, y ya veremos lo que sucede en el tiempo… quizás volvamos a encontrarnos.

Sam, coge la maleta y sale de la casa… La cámara los enfoca en la puerta de entrada a la casa. Lourdes pega un portazo a su salida, suena de fondo Bye, bye blackbird, con Miles David a la trompeta. Se queda Lourdes en la casa y se llena la copa repetidamente de vino blanco. La cámara la va siguiendo y enfocando en primer plano. Voz en off, pensamientos de Lourdes.

Lourdes- Ahora que voy a hacer yo sin él. Ocho años de mi vida perdidos por este idiota… no puedo más, hoy voy a reventar con el vino blanco… es la hostia, y me dice así, sin más, que ha sido un desliz… me cago en los deslices, hijo de puta, estoy enloqueciendo… está noche reviento, no puedo más, la vida fluctúa, se mueve, yo me voy a quedar en este momento para siempre, en la puta desesperación…

Después de un rato desesperada, Lourdes cae al suelo, sufre un desmayo.

 

 

 

Escena 2. Lourdes ha quedado con Ingrid en un bar del centro de la ciudad. Llega al bar, y la cámara la sigue hasta que se sienta en la mesa frente a Ingrid.

Lourdes- Zorra, te follas a mi marido…

Ingrid- Lo vuestro terminó hace tiempo…

Lourdes- Es lo que siempre les dicen a las otras.

Ingrid- En este caso la otra eres tú…

Lourdes- Lo dudo, y si lo soy es porque yo quiero… ya paso de Sam.

Ingrid- Nunca has pasado ni pasarás de él…

Lourdes- Y tú qué sabes.

Ingrid- Mira Lourdes, recuerdas la charla que tuvimos en este mismo bar hace un año… me dijiste que saciara a Sam, que no te dejaba tranquila ni una sola noche… pues… me lo tomé al pie de la letra.

Lourdes- Qué se supone, que lo tenemos que compartir…

Ingrid- A mí no me importaría…

Lourdes- A mí sí.

Ingrid- Pues háblalo con Sam.

Lourdes- Lo he echado de casa…

Ingrid- No jodas… está en mi casa…

Lourdes- ¡Cabrona!

Ingrid- ¿Dónde querías que fuese?, no tiene ni un solo amigo…

Lourdes- Y va a tu casa para que lo consueles…

Ingrid- Más o menos…

Lourdes- Me habéis defraudado.

Ingrid- Yo también te quiero.

Lourdes- Cerda…

Ingrid- Ven a casa y hablamos los tres… somos adultos, ¿no?

Las dos salen del bar.

 

 

Escena 3- Están en casa de Ingrid… Sam está todavía en pijama y sale del dormitorio de Ingrid cuando las dos están bebiendo vino… La cámara coge un plano general de la sala, cuándo están los tres en ella, va enfocando al que habla en primer plano.

Lourdes- Hombre, el gran cabrón… qué… has cambiado de cama matrimonial.

Sam- No he cambiado, tú me has echado de la tuya…

Lourdes- Supongo que reconocerás que es por motivos justificados…

Sam- Por supuesto, tú larga y profunda indiferencia hacia mí.

Ingrid- Dejad de gritar, solucionemos las cosas.

Sam- ¿Me dejas quedar en tu casa…?

Ingrid- Por supuesto… Lourdes, tú también eres bienvenida.

Lourdes- No me jodas…

Ingrid- Lo digo en serio… podemos hacer una cama redonda en la que quepamos los tres…

Sam- Por mi perfecto…

Lourdes- La cama puede ser distinta cada vez, una vez en la tuya y otra en la mía…

Los tres brindan con las copas de vino…

Sam- Pues… vamos a la cama, ¿no?

Los tres se encierran en la habitación de Ingrid… se oyen exclamaciones y jadeos…

 

 

Escena 4-  Pablo está en la barra de un bar bebiendo una cerveza… se le acerca Ingrid… de fondo suena Ray Charles… La cámara les enfoca a los dos por la espalda, se les ve por el cristal que está al otro lado de la barra.

Ingrid- El más farsante de los farsantes, que finge mal de amores…

Pablo- Hola corazón…

Ingrid- No me llames así.

Pablo- Ayer te podía llamar corazón y hoy ya no.

Ingrid- Por supuesto… he pasado una noche increíble…

Pablo- Ya… con el otro… ¿cómo se llama? ¿Sam?

Ingrid- Sabes de sobras quien es… estudió fotografía contigo…

Pablo- El mamón…

Ingrid- Sí, anoche estuve con el mamón y con Lourdes, también la conoces, ¿verdad?

Pablo- Fue mi novia antes de que se fuese con Sam.

Ingrid- Sam es un cabrón, te las quita todas… yo… si fuese tú… me vengaría…

Pablo- Perversa… no me des ideas…

Ingrid- Sé que eres muy influenciable… pero hasta el punto… de…

Pablo- No me jodas más… si no te puedo llamar corazón… lárgate…

Ingrid- Antes beberemos hasta morir…

Pablo- Estoy de acuerdo… y que nos salve de la muerte un gran polvo…

Ingrid- No será conmigo…

Pablo- ¿Entonces con quién…?

Ingrid- Has de conocer gente nueva…

Pablo- No me jodas, todas me dicen lo mismo…

Ingrid- Es que es verdad, hasta que encuentres a tu reina…

Pablo- Puta.

Ingrid- Gracias, lo llevo con honor.

Pablo- Cerda.

Ingrid- Yo soy así, y nunca cambiaré…

Pablo- Cantante seguro que no eres…

Ingrid- Gracias de nuevo.

Pablo se pide otra cerveza…

Pablo- Mujeres como tú, sois la mayor causa del alcoholismo de los hombres.

Ingrid- Que comentario tan desacertado.

Pablo- ¿Acaso es mentira?

Ingrid- Qué debilidad… no me lo puedo creer… decir que yo soy la causa de tú vida fracasada…

Pablo- Soy un hombre sensible, todo me afecta mucho.

Ingrid- Mira, me voy a emborrachar contigo, a ver como acabamos.

Se les ve durante medio minuto como van pidiendo varias rondas, el medio minuto representa que es media hora en el tiempo de la escena. La cámara va cogiendo primeros planos del que habla.

Ingrid- Estoy muy mareada… ¿quieres venir a casa?

Pablo- Pero… si prácticamente me has dicho que no me aguantas…

Ingrid- Mejor tener cerca al enemigo.

Pablo- Pero no en tu cama, follándotelo.

Ingrid- ¿Acaso te doy asco?

Pablo- Para nada, ahora te veo como la mujer más atractiva que ha existido y existirá jamás…

Ingrid- Fóllame anda… eso me ha puesto a cien.

Los dos van hacia el lavabo, se encierran allí, y se ponen a follar… la cámara les ha seguido y graba la escena del lavabo…

Ingrid- Te has comportado como todo un hombre…

Pablo- Gracias.

Ingrid- Ahora ya no hace falta que vengas a mi casa… mi cama es particular, y es difícil que la comparta con alguien.

Pablo- Hace media hora no pensabas eso.

Ingrid- Hace media hora… eso ya no existe, es pasado, y el pasado se ha de quedar allí, en el pasado, y no llevarlo al presente… ¿entendido?

Pablo- Eres la mujer más rara que he conocido.

Ingrid- Gracias de nuevo.

Pablo se pide otra cerveza, Ingrid pide un tequila… la tarde va pasando, ellos escépticos, no comprenden como pueden estar con el otro…

Pablo- No sé qué hace una mujer como tú, con un tipo como yo…

Ingrid- Tienes razón, realmente estaba hambrienta para haber follado contigo.

Pablo- Pero… has disfrutado, ¿no?

Ingrid- Soy fácil de satisfacer…

Pablo- Nunca lo habría creído… siempre que te veía pasar por delante de mi casa, te veía como una presa imposible. Luego fuiste mía, luego dejaste de serlo… y al dejarme… ¿no has vuelto a mojar?

Ingrid- ¿Qué preguntas son esas?, a ti que te importa mi vida sexual… además tengo un aparato que me consuela como nadie…

Pablo- Pues… deberías usarlo más.

Ingrid- Seguiré tus consejos, ahora lárgate, quiero beberme unos tequilas yo sola… además, esa pareja de allí me está mirando… quizás hago un trío…

Pablo- Eres incansable, lo que dice la gente de ti es verdad…

Ingrid- ¿Y que dice la gente de mí?

Pablo- Que nunca tienes suficiente…

Ingrid- ¿No te habías dado cuenta?, fuimos durante un año una pareja…

 

 

Escena 5- Sam y Pablo están en la casa de Pablo, bebiendo vino, escuchando a John Lee Hooker, y hablando… sentados en el sofá de la sala, la cámara les enfoca de frente.

Sam- Estoy harto de Lourdes, me está exprimiendo, no sabe lo que significa la individualidad.

Pablo- Pero… si tú la quieres.

Sam- Creo que la quería…

Pablo- Si la dejas se va a volver loca… ahora que va a exponer en aquella galería… no le hagas esta putada…

Sam- Yo no le hago putadas a nadie… cuando algo se acaba siempre están implicadas todas las partes… que te piensas que no sé qué hace siete meses follaste con ella…

Pablo- ¿Cómo te has enterado?

Sam- Lourdes es una cabrona, cuando se enfada apunta al corazón, una vez me dijo… hasta Pablo es mejor que tú en la cama… en ese momento se empezó a descomponer nuestra relación…

Pablo- Que cabrona…

Sam- Y tú… cabrón…

Pablo- Pero Sam, soy un hombre, sabes que nosotros pensamos con la de abajo, Lourdes me provocó descaradamente…

Sam- Nosotros somos como hermanos y me has fallado.

Pablo- Lo siento, en serio…

Sam- Cuando entables una relación de pareja me tiraré a tu novia, queda claro… pues ya lo sabes…

Pablo- Nunca más me ennoviaré…

Sam- No digas de esta agua no beberé…

Pablo- En serio, solo quiero amantes esporádicas… nada serio, no quiero complicarme la vida.

Sam- A ver si lo consigues, con lo enamoradizo que eres…

Pablo- No sé si se va a volver loca con tu ausencia, de vez en cuando nos vemos en mi casa…

Sam- ¿Todavía… seguís…? ¡Cabrones!

Pablo- Amigo… no la satisfaces, nunca lo has hecho.

Sam- Cuando me vaya para siempre, sabréis lo que es una pérdida.

Pablo- Yo no dependo de nadie… soy totalmente autónomo, tanto sentimental como materialmente…

Sam- Tú… lo que eres es un cerdo…

Pablo- ¿En mis circunstancias no habrías hecho lo mismo?

Sam- Yo tengo cierto tipo de sensibilidad que me impide el joder por joder…

Pablo- Ya estamos con el hombre sensible… nuestro género está degenerando, valga la redundancia.

Sam- No lo creo… vamos aflorando como lo que somos, seres con humanidad…

Pablo- ¿Qué es la humanidad?, somos animales, lucha por la vida… solo lucha por la vida…

Sam- Eres un salvaje… y por eso te tiras a mi mujer…

Pablo- Las mujeres no son de nadie, no lo aprendiste en las películas de Aristaráin…

Sam- Tu con tus referencias… no eres nadie sin ellas, piensa por ti solo…

Pablo- Las referencias solo ayudan a tener un pensamiento propio. Claro si las utilizas positivamente…

Sam- No jodas… lamento haberte conocido…

Pablo- Eso lo dices ahora… dentro de unos meses estaremos emborrachándonos en cualquier lado.

Sam- Lo dudo…

Pablo- Ya veremos, nunca digas de esta agua no beberé… repito y repito…

Sam- Que discurso más repetitivo y monótono… no me extraña que estés tan solo…

Pablo- Solo pero libre…

Sam- Salvo por tus limitaciones…

Pablo- Bebamos más vino…

Sam abre otra botella de vino y llena las copas… de fondo se escucha Starman de David Bowie.

 

 

Escena 6- Ingrid y Pablo, caminan por la calle, van hacía la inauguración de una exposición de pintura en una galería de Consejo de Ciento… la cámara les va siguiendo por la calle mientras hablan…

Ingrid- Sergio es un gran artista, lástima que sea maricón… con lo que me gusta.

Pablo- Díselo, quizás tú también…

Ingrid- Es marica…

Pablo- El deseo no se puede controlar…

Ingrid- Sus pinturas son holísticas, abarcan el espíritu universal…

Pablo- Debe ser un tipo que quiere abarcar demasiado…, a mí me interesa más el arte concreto.

Ingrid- El suyo es concreto, lo que ocurre es que es global… estamos en un mundo global, que quieres que explique si  no.

Pablo- Las personalidades artísticas son complejas… ¿cómo es Sergio?

Ingrid- Es un sufridor, y algo autodestructivo.

Pablo- Y tu… ¿cómo vas con Sam?

Ingrid- ¿Cómo sabes que nos hemos acostado?

Pablo- Porque yo me he follado a Lourdes y me lo ha explicado…

Ingrid- Somos todos unos depravados… no miramos con quien, solo actuamos como conejos…

Pablo- Es la vida, que se reduce a pasión… por eso te digo que no lo tienes todo perdido con Sergio.

Ingrid- Anda cállate… no sabes ni lo que dices…

Llegan a la galería, la exposición es de arte abstracto, hay bastante gente, Sergio está en la puerta de entrada, al ver a Ingrid, se le acerca y le da un beso… La cámara les enfoca desde cerca.

Sergio- Hola cariño…

Ingrid- Hola Sergio, ¿cómo está yendo la inauguración de la expo?

Sergio- Muy bien, ya me han comprado tres lienzos…

Ingrid- No jodas, que éxito…

Sergio- No jodo, no tengo con quien…

Ingrid- Yo estoy dispuesta…

Sergio- Lo tendré en cuenta… por favor, recuérdame tu dirección, quizás esta noche tienes una visita sorpresa…

Ingrid- Dios te oiga…

Sergio- Dios y mi calentura, aunque si antes me encuentro con un tipo atractivo, no creo que me pase…

Ingrid- Dependemos de terceros para satisfacer nuestro placer… eso no es sano…

Sergio- Ja, ja, ja, eres un cielo…

Ingrid- Te presento a Pablo, un amigo mío.

Sergio- Encantado de conocerte, cariño…

Sergio le da dos besos a Pablo, luego Pablo e Ingrid entran para mirar la exposición… la cámara les sigue mientras miran los cuadros.

Ingrid- Es el tipo de arte que me gusta, aquél que con tan solo verlo te has de estrujar la cabeza para poder comprenderlo… me gusta lo difícil e incomprensible…

Pablo- Como en la vida, como en tus relaciones…

Ingrid- No es verdad.

Pasa un camarero con una bandeja llena de copas de cava, coge una cada uno. La cámara los enfoca a ellos, pero se detiene también en las obras de arte y en las personas que hay en la inauguración. Se oye una voz en off, mientras se ven las imágenes.

Voz en off- Algunos pensarán que  son el uno para el otro, pero en realidad son espíritus libres. Pablo, es un gran fornicador… Ingrid siempre se deja complacer, lo que ocurre es que son personas sin paciencia alguna, y ante las adversidades relacionales tiran la toalla. Pablo, mira con deseo a Ingrid, siempre que está con ella se excita unas cuantas veces… Ingrid, siempre que deja a Pablo después de estar un rato juntos, se masturba en casa pensando en él… pero saben que si estuviesen juntos se autodestruirían… además, quizás Pablo quiere a Lourdes, e Ingrid a Sam… pero como todos sabemos, la vida es un cúmulo de circunstancias que nos llegan al azar, y de las cuales debemos intentar obtener placer…

La cámara enfoca otra vez a Pablo e Ingrid, que están mirando un lienzo que les tiene hipnotizados…

Ingrid- Has visto alguna vez una cosa más bella que esta…

Pablo- Sí, a mi sobrino cuando nació…

Ingrid- Me refiero a obras de arte.

Pablo- No lo sé, pero esta es realmente atractiva…

Ingrid- Cierto, ¿cuánto valdrá?

Pablo- No nos la podríamos comprar ni entre los dos.

Ingrid va hacia un encargado de la inauguración, le pregunta el precio de la obra… la cámara la ha seguido por la sala y enfoca a ambos…

Ingrid- Oiga, cuánto vale la obra Regresión…

Expositor- 1500 E. ¿Le interesa?

Ingrid- Por supuesto, la compro.

Ingrid va hacia Pablo, y se pone de nuevo a contemplar la obra… la cámara en todo momento la sigue.

Ingrid- La he comprado…

Pablo- ¿Has comprado la pintura?

Ingrid- Por supuesto.

Pablo- Estás completamente loca… ¿cuánto te ha costado?

Ingrid- 1500, no te lo esperabas, ¿eh?

Pablo- Eres una caja de sorpresas.

Ingrid- Mira, yo vivo por mis impulsos, sin ellos no tendría sentido nada.

Pablo- Lo sé, lo he podido comprobar directamente…

Ingrid- ¿Te gustaría ser mi pareja?

Pablo- Me estás pidiendo que tengamos una relación.

Ingrid- No, solo es que voy a una fiesta de largo y tacones… necesito a alguien con quien ir… mi pareja durante unas horas…

Pablo- ¿Quién organiza la fiesta?

Ingrid- ¿Te acuerdas de Ortiz… el artista que vive en el ático de la calle Roselló?

Pablo- Por supuesto que me acuerdo.

Ingrid- Celebra sus sesenta años… va a celebrarlo a lo grande… quizás van doscientas personas.

Pablo- No me digas… y… ¿qué pinto yo allí?

Ingrid- Has de ir con pajarita…

Pablo- No jodas… estás increíble… te compras un cuadro que cuesta como una de mis mensualidades, y ahora vas a ir a una fiesta para la jet set…

Ingrid- Siempre he sido distinguida.

Pablo- Lo dudo, recuerdo épocas bastante oscuras.

Ingrid- Debía ser alguna de tus amantes, seguro que te confundes.

Pablo- Nos vamos de la exposición… tengo hambre, aquí solo sirven pasa bocas.

Ingrid- ¿Dónde quieres ir a cenar?  Te invito.

Pablo- Vamos a comer unas tapas a la Barceloneta.

Ingrid- De acuerdo, vamos…

Los dos salen de la exposición, la cámara les enfoca por detrás, van caminando hacia el metro… de fondo suena durante un  minuto, Songs of Philadelphia de Bruce Springsteen. Cuando deja de sonar entran en el metro… y se oye una voz en off.

Voz en off- La vida da muchas vueltas, parece que si Pablo e Ingrid fuesen pareja les iría bien, juntos brota la armonía, lo que ocurre es que las relaciones serias pudren la paciencia e incitan a la irascibilidad… la vida es un asco, deberíamos haber guardado aferradamente algo más de nuestros instintos, somos seres grupales, lo que ocurre es que en grupo nos matamos… los ejemplares hechos de la historia universal lo demuestran, sin  no lean a Homero o a cualquier otro escritor clásico… los contemporáneos tampoco se salvan de mostrar nuestra verdadera esencia, la guerra, solo la guerra…

 

 

Escena 7- Lourdes y Sam están en su casa, sentados en el sofá de la sala… beben cerveza… de fondo suena Dizzy Gillespie… la cámara les enfoca de frente.

Lourdes- En fin, diríamos que te he perdonado, pero nunca se me olvidará…

Sam- Te digo, nuevamente, que lo siento…

Lourdes- No me lo creo pero te perdono.

Sam- No jodas… hemos de empezar de cero… lo tienes claro, ¿no?

Lourdes- Por supuesto, pero sin olvidar.

Sam- Además, creo que Ingrid y Pablo van a acabar juntos…

Lourdes- No nos tiene que incumbir… sobre todo, no te tiene que incumbir.

Sam- No me incumbe, pero Pablo es mi amigo, me lo ha contado…

Lourdes- Seguro que Ingrid también te lo ha contado…

Sam- Pues sí… me lo ha contado.

Lourdes- ¿Cuándo la has visto?

Sam- No empecemos… ¿qué quieres?

Lourdes- Quiero franqueza… ¿te has vuelto a acostar con ella?

Sam- No…

Lourdes- ¿Cuándo te lo ha dicho?

Sam- Hace dos días…

Lourdes- ¿Para qué os visteis?

Sam- Quedamos para tomar una copa… somos amigos…

Lourdes- ¿Una copa?, tú solo bebes a partir de las ocho… ¿era de noche…?

Sam- Sí fue hace dos noches…

Lourdes- Y después de tomar la copa, hicisteis algo… tranquila que no me voy a enfadar, me puedes contar todo…

Sam- Vale… fuimos a mi casa para despedirnos…

Lourdes- Vamos, polvo de despedida…

Sam- Fue el último, en serio…

Lourdes- ¡Hijo de puta!, ahora sí, definitivamente, ¡lárgate de aquí!

Sam- ¿Dónde voy a ir?

Lourdes se levanta del sofá histérica, la cámara le sigue por el piso… se oye una voz en off.

Voz en off- Cómo propugno Nietzsche, ¿vivimos en un eterno retorno?, Sam y Lourdes estaban malditos, Sam a veces pensaba que les habían hecho brujería, seguro que una bruja conjuraba para que se separaran… Sam  hizo las maletas y se fue de casa. Lourdes se quedó en ella depresiva… iba tres veces por semana al psicólogo, creía que no podría vivir sin Sam, sus años de felicidad habían llegado a su fin… la vida para ella era una lucha, pero se había cansado de luchar… cuándo una persona pierde las fuerzas, la caída en picado es muy difícil de remontar…

A continuación la cámara sigue a Sam que va por la calle con las maletas, en un día gris y lluvioso. Sam entra en una cacktelería. Suena de fondo, St Germain…

Sam- Por favor ponme un Manhattan.

Camarera- Al entrar se saluda, ¿no?

Sam- Perdón, buenas tardes.

Camarera- Hoy necesitas beber, tienes pinta de que te han echado de casa…

Sam- Nunca había estado en un cocktelería distinguida en la que el barman se inmiscuya tanto en los asuntos de los clientes…

Camarera- Lo que ocurre es que yo a ti te conozco… eres Sam Mendes…

Sam- Joder, ¿y tú quién eres?

Camarera- Soy tú primer amor, Lidia, no te acuerdas… te novia en sexto de EGB… en el cole…

Sam- ¿Cómo has cambiado?

Camarera- Sí, ahora tengo culo y tetas…

Sam- En sexto también…

Camarera- En sexto estaban brotando, corazón…

Sam- Y… ¿qué es de tu vida?, bueno… ya veo…

Camarera- Vida intensa, tres maridos ningún hijo…

Sam- ¿Has asesinado a todos o qué?

Los dos se ríen, la camarera se sirve un tequila.

Sam- Debes beber mucho, ¿todo el día aquí?

Camarera- No bebo nada, hoy es un día especial, he reencontrado a mi primer amor, dicen que es el verdadero…

Sam- Ja, ja, ja…

Camarera- ¿Realmente te han echado de casa?

Sam- Sí, me han dado una patada en el culo…

Camarera- Tienes todo el aspecto, no preguntaré porqué. En una hora cierro el local, si quieres espera a que acabe, bebiendo, luego vamos a mí casa… te puedes quedar unos días…

Sam- El favor que me haces es impagable…

Camarera- Calla, si en realidad lo hago por mí, quiero sentir que soy buena persona.

Sam con sorpresa mira el local, preguntándose si ese es el paraíso… pide otro Manhattan a la camarera.

Camarera- Por cierto… yo soy muy valiente, metiendo a cualquiera en mi casa…

Sam- Tranquila, soy buena persona…

Camarera- Y… no confundamos las cosas, tú dormirás en tu cama y yo en la mía.

La camarera cierra la persiana de la cacktelería, suben los dos en el coche… las cámara graban todo lo que hacen… luego cambia el plano y se ve a la camarera abriendo la puerta de su casa. Sam está detrás de ella.

Camarera- Esta es mi casa, adelante.

Sam- Es preciosa… tienes mucha sensibilidad para la decoración…

Camarera- Gracias… por cierto… hace ocho años que no entra ningún hombre en esta casa…

Sam- Qué es, ¿una celda de clausura?

Camarera- Lo ha sido… creía que nunca más iba a tener trato con hombres… pero ya ves…

Sam- O sea… que soy un privilegiado.

Camarera- Por supuesto.

Sam- ¿Cuál es la causa del encierro?

Camarera- Mi ex marido en un ataque de histeria empujo a mi madre y se cayó por la ventana… al ver lo sucedido él se tiró detrás… como comprenderás…

Sam- Joder… creía que solo podía pasar en las películas…

Camarera- ¿No ves las noticias?, la gente está fatal…

Sam- ¿Dónde dejo mis cosas?

Camarera- Esta será tu habitación durante unos días… por cierto, sabes que en el colegio me enamoré locamente de ti…

Sam- Éramos unos críos, solo nos dimos unos besos…

Camarera- Tengo un gran recuerdo tuyo, por eso te he invitado a casa…

Sam- Este puede ser el principio de una larga amistad…

Los dos se ríen… se sientan en el sofá y la Camarera, saca unas gambas cocidas con salsa rosa… unos panes con jamón y queso y abre una botella de vino… 

Camarera- ¿A qué te dedicas?

Sam- Soy corrector…

Camarera- ¿Corrector de textos?

Sam- Sí, trabajo para editoriales.

Camarera- Y, ¿por qué no redactas tus propios textos?

Sam- No tengo la suficiente imaginación… además me da pavor desnudarme ante los lectores…

Camarera- Los lectores, en las novelas, no reconocen lo que es ficción de lo que es real.

Sam- Pero en las obras literarias no solo se escriben hechos vitales, si no que se desnuda el espíritu del autor, lo puedes llegar a conocer profundamente dependiendo de la obra.

Camarera- Quizás, pero mejor que pasarte la vida corrigiendo lo que redactan otros…

Sam- Está muy bien, me gusta mi trabajo, soy un lingüista nato… es para lo que he estudiado y es lo que me gusta…

Camarera- Eres un afortunado, ¿sabes?

Sam- ¿Por qué lo dices?

Camarera- Soy cocktelera, y estoy harta de mi trabajo.

Sam- ¿Por qué no lo dejas?, seguro que puedes conseguir otro que te guste más.

Camarera- Estudié restauración y es a lo que me dedico, menudo error.

Sam- Eres joven, todavía puedes renovarte…

Camarera- Por eso estoy estudiando periodismo y audiovisuales…

Sam- ¿A sí?, me alegro… hacen falta buenos periodistas en este país.

Camarera- Cierto… a por ello voy…

Sam se acerca a la Camarera y la empieza a besar… ella no rehúye el beso… están unos segundos besándose, suena de fondo Simply Red.

Camarera- No quería que pasase esto… creo que tú conoces totalmente a las mujeres, sabes cuando dicen que no y quieren decir que sí… y cuando dicen que no y es que no…

Sam- El azar es uno de los aspectos más importantes de la vida… ¿Qué conozco a las mujeres?

Camarera- Eres un oportunista, a la que ves la debilidad en una mujer, te lanzas al cuello.

Sam- No, la verdad es que nunca ligo… llevo tanto tiempo con Lourdes…

Camarera- Llevabas corazón, llevabas…

Sam- No jodas, ¿te alegras de que lo haya dejado con ella?

Camarera- Las relaciones, cuando se alargan demasiado, acaban en sufrimiento…

Sam- Quizás tengas razón, pero quién no sueña con un amor para toda la vida…

Camarera- Yo no sueño con eso… en absoluto yo lo que quiero es tener muchos amantes…

Sam- O sea, que el que va a caer en tus redes voy a ser yo…

Camarera- Por supuesto…

La camarera se empieza a desnudar al ritmo de un tema de Billy Holiday… la cámara enfoca el streapteasse… Sam, pone cara de divertido y excitado… La camarera desnuda, se le sienta en las piernas, se empiezan a besar y follan apasionadamente.

Camarera- Ha sido genial…

Sam- No ha estado mal…

Camarera- Si ha sido el mejor polvo de tu vida…

Sam- Puede ser, te dejaré con la duda…

La camarera va a la nevera y vuelve con dos cervezas. La cámara la ha seguido todo  el rato. Sam se queda dormido ,la camarera vuelve al dormitorio… hace un gesto y pone cara de ira.

Camarera- El imbécil este… ¿solo me va a echar un polvo?

 

 

Escena 4- Pablo, Ingrid y Lourdes están paseando por la calle, en dos horas han de estar en un concierto de bossa nova de unos conocidos en el Borne. La cámara los sigue.

Lourdes- He echado a Sam de casa.

Pablo- Lo sé, me lo dijiste hace unos días.

Ingrid- Yo también lo sabía, me lo dijo Pablo la última vez que nos acostamos.

Lourdes- Es lo que yo necesito, sexo libre y duro.

Ingrid- Lo que necesitas es estar con Sam.

Lourdes- Yo estoy con Sam, y él folla contigo.

Ingrid- Yo pertenezco a todos los individuos del género masculino. No podemos hacer nada al respecto, ¿verdad Pablo?

Pablo- Cierto.

Lourdes- Eres más puta…

Ingrid- Soy la envidia de todas las mujeres que no sufren de frigidez.

Lourdes- Puta.

Ingrid- Tranquilo Pablo, lo que le ocurre es que se quiere parecer a mí pero le da pavor.

Lourdes- No digas tonterías.

Pablo- Tengamos la fiesta en paz, hablemos de otro tema, os habéis leído el último libro de Kureishi, The Nothing.

Ingrid- Es divertidísimo.

Lourdes- Yo últimamente no leo nada.

Pablo- Eso es perjudicial para la salud.

Lourdes- Ya estamos, otro fundamentalista de la cultura, quién no lee, su palabra no tiene valor, ¿no?

Pablo- No he dicho nada de eso, pero el que no folla al menos tiene la lectura, como yo…

Ingrid- Perdona nosotros echamos algún polvo cada semana.

Lourdes- No… si al final formalizaréis una relación…

Ingrid- No le des esperanzas, ningún amante mío puede intentar algo por el estilo, lo echo, al momento, al cubo de la basura… no quiero problemas.

Lourdes- ¿Para ti el amor es un problema?

Ingrid- Mira en tu interior y respóndete.

Pablo- Eso, hagamos yoga.

Lourdes- Tu amante es un tontorrón… yoga ahora… ni lo sueñes…

Pablo- Te atreves a meditar al lado mío, ¿Ingrid?

Ingrid se ríe escandalosamente

Ingrid- Meditemos, aunque yo estoy acostumbrada a hacerlo cuando estoy siendo penetrada…

Lourdes- Venga, hacedlo, yo ni miraré…

Pablo- Me niego… yo para follar tengo que tener el espíritu positivo… con ella es imposible que lo tenga.

Ingrid- Pero si es un anti depresivo estupendo…

Lourdes- Científicamente comprobado, ¿verdad Ingrid?

Ingrid- por supuesto, existen unos estudios muy serios realizados en la universidad de Harvard.

Pablo- No me toméis el pelo.

Ingrid- En realidad yo lo he comprobado follando durante mis bajones.

Pablo- ¿Y te ha servido?

Ingrid- Por supuesto…

Pablo- Entonces… follemos.

Lourdes- Llevo un rato ya esperando vuestros gemidos.

Ingrid- Lourdes quiere que me enchoche contigo, para que no me vuelva a tirar a su esposo.

Lourdes- Exacto… lo has acertado…

Ingrid- Yo no soy de nadie, y totalmente insaciable…

Lourdes- Joder…

Llegan al lugar del concierto, se ha anulado por enfermedad del cantante… los tres ponen cara de decepción. Se quedan en el bar dónde iba a ser el concierto, y se piden tres mojitos… las cámaras filman  la cara de cada dialogante…

Pablo- Qué lástima… yo quería música.

Ingrid- Además, con lo sensual que es la bossa nova… podría ser el preámbulo a nuestro polvo…

Lourdes- ¿Nos bebemos los mojitos y vamos a mi casa?

Pablo- De acuerdo…

Ingrid- Yo compraré una de ron para seguir bebiendo lo mismo.

Lourdes- Perfecto, pues venga, bebed.

Pablo- ¿Tienes prisa?

Ingrid- Quiere que copulemos ya…

Lourdes- Estás en todo, cariño.

Ingrid- Calla que me ruborizo.

Van los tres por la calle hablando fuerte, la cámara los sigue y va tomando planos nocturnos de las calles de la ciudad….

Lourdes- Estoy imaginándome en casa, con la mantita de la tv, bebiendo ron, y aguantando todas las embestidas e intentos de follarme… ¡sois unos depravados!

Ingrid- Para servirla, me llamo doña depravada, y este tontorrón es Pablo, depravadito.

Pablo- Yo me se presentar solo… me llaman el consentidor, dejo satisfecha a cuánta mujer cae en mis manos…

Ingrid- Deja que lo dude.

Pablo- Tú no eres una mujer normal… eres una ninfómana…

Ingrid- Para servirles, doña putita la ninfómana… ¡pero que decís!, a una mujer que disfruta con el sexo ya le llamáis ninfómana… sois unos conservadores.

Pablo- Quizás tienes razón…

Lourdes- Sí, tienes razón, soy conservadora, pero en mi época las llamábamos putón verbenero.

Ingrid- Os habéis dado cuenta de lo penosos que sois.

Pablo- Por supuesto, yo lo he sabido siempre, soy digno de dar lástima.

Ingrid- Me gusta tu sinceridad.

Lourdes- Yo no me veo penosa…

Ingrid- Pues mira en tu interior…

Lourdes- Miro y todo es dorado.

Los tres se ríen. Llegan a casa de Lourdes… se acomodan, ponen Pink Floyd de fondo y sirven el ron con hielo… se sientan en el sofá y la cámara los enfoca a los tres juntos.

Ingrid- ¿No íbamos a escuchar toda la noche al Nobel de literatura?, Dylan.

Pablo- A mí me gusta, pero en la variedad está el gusto…

Ingrid- Eso opino yo de los hombres.

Lourdes- No podemos mantener una conversación normal, sin que tenga que salir el sexo…

Ingrid- Es que somos seres sexuados.

Lourdes- Unas más que otras…

Pablo- Yo podría pasar sin el sexo.

Lourdes- ¿Debes ser el único hombre al que le sucede?

Ingrid- Lo que les pasa a los hombres es que no lo comprenden…

Pablo- ¿No comprendemos el qué?

Ingrid- De qué va el sexo… lo que esperamos y queremos las mujeres…

Pablo- ¿Alguno lo debe comprender?

Ingrid- Ninguno.

Lourdes- ¿Tú siempre has sido tan radical?, con la madurez dicen que las personas se tranquilizan… no es tu caso.

Ingrid- Porque no me conociste de joven… era un torbellino….

Pablo-Y lo eres… a ella no le ha cambiado el metabolismo… tiene la misma energía y mala leche que a los veinticinco…

Ingrid- Y más… es incomparable… ahora no todo son impulsos, soy más calculadora…

Pablo- Joder.

Lourdes- Ándate con cuidado, Pablo.

Ingrid- Eso, ten cuidado que si no vendrá el coco y te comerá…

Pablo- Joder.

Ingrid- Y a ti también te comerá, Lourdes.

Lourdes- No tienes miramiento alguno,   eso que anda le incas el diente.

Ingrid- Por supuesto… bebamos más ron.

Ingrid llena los tres vasos con ron con hielo… vuelve a poner Bob Dylan….  Ahora suena The times they are a changing. La cámara compone tomas de cada uno individualmente y en grupo….

 

 

 

Escena 5- Sam y Pablo están comiendo… la cámara entra en el restaurante y desde un plano genera, les busca, para a acabar enfocándolos en primer plano.

Pablo- Ingrid me tiene loco.

Sam- Nunca debes enamorarte de ella.

Pablo- ¿Y tú?, todavía piensas en Lourdes… es una mujer demasiado  conservadora.

Sam- En cambio en la cama no tiene freno. Es lo contrario de lo que muestra socialmente.

Pablo- ¿En serio?, ¿pues a mí me vendría bien?

Sam- Cabrón… yo todavía la quiero…

Pablo- Pero te follaste a Ingrid.

Sam- ¿Quién no se la ha follado?

Pablo-Dime una cosa… criticas mucho a Ingrid… y tú eres su igual.

Sam- En qué sentido…

Pablo- Todo el día piensas en lo mismo, en las mujeres…

Sam- Es la condición del género masculino.

Pablo- No, no debería ser así… tu dependes del sexo, dependes de las mujeres… tu vida gira en torno a ellas… deberían ser un lugar para desfogarse y apoyarse… pero son tu columna vertebral.

Sam- Tienes razón, pero creo que les ocurre igual a ellas con los hombres…

Pablo- Ellas son más objetivas…

Sam- Hasta que pierden del todo la cabeza…, se convierten en psicópatas.

Pablo- Yo diría que en neurópatas.

Sam- Solo es cuestión de términos, pero nos hemos entendido, ¿no?

Pablo- Las palabras tienen su propio significado, si no las conoces adquieren matices erróneos.

Sam- El intelectual, el poeta ha hablado.

Pablo- Mira, lo que has de hacer es retirarte del mercado un tiempo… para mí lo tuyo con Lourdes fue un vil engaño. Ella no conocía lo promiscuo que eres…

Sam- Es que eso no se lo digo a ninguna.

Pablo- Las engañas…

Sam- Miro por mis posibilidades… si me conociesen… ninguna…

Pablo- Ninguna, ninguna… tú lo has dicho…

Sam- Joder.

Pablo- Dentro de poco no encontrarás círculos sociales dónde hincar el diente.

Sam- Te voy  a confesar una cosa.

Pablo- Adelante, ya estoy temblando.

Sam- También me acuesto con hombres.

Pablo- A sí… toma… y yo, es algo normal.

Sam- A mí, ningún amigo me había dicho algo así.

Pablo- Quizás no lo hagan, pero en serio, entra dentro de la normalidad.

Sam- Supongo.

Pablo- Con tantos frentes sexuales, no debes tener tiempo ni de trabajar… ¿trabajas, verdad?

Sam- Soy asesor, de nuevas tecnologías.

Pablo- Nos conocemos desde hace décadas, y nunca has tenido tu camino laboral… vas cambiando como cambias de amante… ¿por qué no te centras y haces currículum en una disciplina?, me acuerdo cuando quisiste ser entrenador de baloncesto, jefe de almacén, director teatral, escritor, incluso te matriculaste en periodismo… céntrate…

Sam- Es lo que he intentado toda mi vida, centrarme… no he sido capaz.

Pablo- Has de dejar el sexo durante unos meses, y pensar en lo que realmente te interesa… si quieres asesorar en las nuevas tecnologías, adelante, pero… trabájatelo, estudia.

Sam- Quizás tengas razón, pero un polvito de vez en cuando…

Pablo- No jodas, es tu droga, dependes del sexo, tu bienestar depende de él, y nunca quedas satisfecho, siempre ves un culo apetecible…

Sam- Y que hago, si yo soy así…

Pablo-Cuándo Lourdes se dio cuenta de que te follabas a Ingrid, ¿no sospechó sobre tu adicción al sexo?

Sam- Es que yo creo que no soy adicto al sexo.

Pablo- ¿Cómo lo llamarías?

Sam- Simplemente, soy un gran aficionado al sexo.

Pablo- Tú eres como Ingrid, no podéis pasar sin él.

Sam- Nadie debería poder pasar sin él, es muy saludable…

Pablo se ríe escandalosamente… pide al camarero otra botella de vino y la carta de postres… suena de fondo, Stan Getz.

Pablo- ¿Sabes que en el fondo siempre te he envidiado?, todos los hombres hemos nacido para ser cazadores, tanto de alimentos como de hembras.

Sam- Claro… yo solo soy un ejemplar excepcional de mi género…

Pablo- Sí, y por eso te han echado de tu casa.

Sam- Me volverá a invitar a compartir cama y techo.

Pablo- Perdona, pero Lourdes está harta de ti, lo sé con certeza.

Sam- No me lo creo… solo se ha llevado un desengaño, pero eso va remitiendo hasta que llega la reconciliación.

Pablo- Lourdes tiene más carácter y autoestima de la que piensas.

Sam- Es posible, pero conmigo no la tenía…

Pablo- Tú eres una persona anuladora de personalidades, valga la redundancia.

Sam- Yo soy lo que soy, no puedo cambiar… soy como los viejos, cualquier cambio me gasta energéticamente demasiado.

Pablo- Tú lo que eres es un caradura.

Sam- Pero con clase…

Pablo- ¿Crees en serio que tienes clase?

Sam- Por supuesto.

Pablo- Tú no vives en la misma realidad que el resto de la gente… estás en tu mundo y no ves a través de él.

Sam- Como todo el mundo.

Pablo- Los que viven como tú lo haces, son una minoría de gente, lo que pasa es que hacen mucho ruido… y el ruido, aunque sea minoritario se siente mucho.

Sam- Soy de la minoría, un heterosexual ligón de la minoría, que pasa… ¿que la mayoría son homosexuales frígidos…?

Pablo- Estás fatal…

Sam- En algo nos teníamos que parecer…

Sam paga la cuenta del restaurante, se van… la cámara les sigue… es de noche, quieren ir a tomar una copa a algún local… deciden ir al Horiginal… se les ve cinco minutos caminando por Barcelona, mientras se escucha en voz en off.

Voz en off- En las grandes ciudades nadie se mira a la cara, nadie conoce a nadie… la individualidad es la fuerza de los sujetos… la adaptación al medio proviene de esa soledad… quién mejor sabe vivir en la soledad, más fuerte es… y mayores son sus prestaciones emotivas en el hormigón de las urbes.

Pablo y Sam, son diferentes, realmente no deberían haber dos personas iguales… como dijo Thatcher, no hay sociedad… solo somos sujetos individuales que se interrelacionan entre ellos… y muchas veces la forma de relacionarse es la lucha encarnizada…

Quizás, si Sam no fuese mujeriego, no habría tenido problemas con Lourdes, pero la realidad es una, las relaciones cambian, y ese cambio puede llevar al fin de la relación…

Si supiese Sam los planes de Pablo. Pablo quiere ligarse a Lourdes, está feliz con la separación de sus amigos, ¿la sabrá aprovechar…?, tiene la sartén cogida por el mango… esperemos que no se haya calentado el mango y se queme sin compasión…

Llegan al Horiginal… piden dos gin tónics…la cámara enfoca al Macba, y luego a ellos que se han sentado en la terraza…

 

Pablo- Barcelona es la mejor ciudad que existe.

Sam- ¿Cuántas ciudades conoces a fondo?, no conoces a fondo ni Barcelona… ¿cómo puedes afirmar algo así?

Pablo- Barcelona la conozco, y he ido a las grandes ciudades europeas, ninguna es como esta…

Sam- Cómo mucho has estado cinco días en cada una de las ciudades europeas que dices… para poder comparar deberías vivir al menos un año en cada una… si no es así tu sentencia no es válida, no tiene rigor…

Pablo- Joder, ¿cómo estás?, mira… el espíritu de las ciudades se capta, yo lo capto.

Sam- Parece mentira, y tú crees que eres una persona culta… pero no tienes ningún criterio.

Se piden otros dos gin tónics… Sam se queda mirando a dos mujeres que pasan caminando…

Pablo- Tú a lo tuyo, tus miradas deben dejar preñadas a las mujeres…

Sam se ríe escandalosamente…

Pablo- Esta zona de Barcelona es mágica… aquí pasaron las mayores revueltas libertarias… Todavía se puede sentir el pasado del barrio…

Sam- Barrio de prostitutas, alcohol y drogas… barrio de lucha en todos los sentidos de la vida.

Pablo- Y ahora nos encontramos con el Macba, obra mayor del gran Richard Meier.

Sam- Pidamos dos gin tónics más… sabes que recuerdos me trae el barrio… esas caminatas con los amigos, a lo catorce años, para ver a putas enseñando carne… o esas caminatas buscando un inédito de AC/DC, o de The Clash, por todas las tiendas de vinilos de la zona… o aquél día que me atracaron, me quitaron la cadena del cuello y todo el dinero que llevaba.

Pablo- Te recuerda a la vida… ¿qué es más que sexo y negocios?, en eso consiste la vida…

Sam- Cada vez te pareces más a mí… dentro de poco irás por la calle guiñándole el ojo a todas las mujeres que te encuentres…

Pablo- Nunca seré un don Juan como tú… yo soy hombre de una sola mujer, cuando encuentre a la mía, me quedaré junto a ella sentado, sintiendo la paz y la tranquilidad…

Sam- En las relaciones sentimentales no hay paz, te lo garantizo.

Pablo- Yo he tenido dos relaciones en toda mi vida… y en muchos momentos hubo paz y tranquilidad…

Sam- Tienes más de cuarenta, y te has relacionado poco con mujeres, déjate guiar.

Pablo- No sabes si aparte de las relaciones he conocido a más mujeres, nunca te lo confesaré…

Sam- No puede ser, ¿tú con amantes?

Pablo- Para empezar Ingrid… nosotros nos acostamos… de vez en cuando…

Sam- Me has dicho que no confesarías nada…

Pablo- Tienes razón… aquí solo tienes un pequeño dato… pero sigo diciendo… soy de una única mujer, que en un futuro próximo conoceré.

Sam- Brindemos por ello… por tu media naranja…

Los dos brindan con los gin tónics… suena de fondo Fletwood Mac. Se escucha una voz en off, mientras los dos pasan parte de la noche junto al Macba y bajo las estrellas… la cámara les enfoca a ellos y a la plaza con el Macba.

Voz en off- La vida sentimental solo puede ser de una forma, con compromiso, por eso hay personas que se adaptan bien a ella y otras que no pueden. Pablo, necesitaba tener una pareja estable, incluso necesitaba tener una familia, muchas veces pensaba que debía haber tenido hijos a los veinte, que había tirado veinte años a la basura, sin ser padre. En cambio, Sam no sabía tener una pareja estable, siempre estaba con la mente en otras nalgas o pechos, no cumplía con lo que debía cumplir, por eso le fue tan mal con Lourdes… pero sabiendo cada cual sus límites, el diamante se puede pulir un cierto grado…

Sam- Estoy volando, me falta tener cerca unas piernas de mujer, y ya estaría en el paraíso…

Pablo- Ojo, no te confundas de piernas y cojas las mías…

Sam- ¿Me crees capaz?

Pablo- A veces los muy machitos resultan ser desviados…

Sam- ¿Desviados?, es un término homófobo.

Pablo- ¿Quizás yo lo soy?, ¿no habías confesado que te acuestas con hombres…

Sam- Era para ver la cara que ponías…

Pablo- Calla, idiota…

Los dos se ríen… en ese momento entran dos mujeres en el local… se les nota que tienen clase, no son el tipo de mujeres que se fijarían en Sam y Pablo… a Sam se le abren los ojos como platos… una de las mujeres va a pedir a la barra, la otra se sienta en la mesa junto a ellos… Sam va hacia la barra dónde está pidiendo la mujer. La Cámara primero las enfoca  a ellas y luego sigue a Sam.

Sam- Hola, lo mismo que ella.

Sabrina- Que poca personalidad…

Sam- Más de la que crees…

Sabrina- Perdón, no tengo ganas de hablar con desconocidos, tengo cosas demasiado importantes que tratar con mi amiga.

Sabrina se va con dos caipiriñas a la mesa…Sam vuelve junto a Pablo.

Sam- Están haciéndose las duras, pero caerán.

Pablo- Si tú lo dices… eres el que tienes experiencia en estos asuntos…

Sam- Mira… estoy seguro de que están teniendo fantasías con nosotros… deben estar húmedas.

Pablo- Eres un enfermo mental…

Sabrina se levanta y va hacia ellos… la cámara la enfoca primero a ella y luego a ellos, después va enfocando al que habla…

Sabrina- ¿Verdad que tenéis ganas de estar con nosotras?, podéis hacernos compañía siempre que nos invitéis a las copas.

Sam- Perfecto, ¿qué queréis beber?

Sabrina- Dos caipiriñas más lo que vosotros queráis.

Sam- Camarero, cuatro caipiriñas.

Pablo se acerca a Sam y le habla flojo…

Pablo- ¿Les vamos a pagar las copas?, ¿Tú estás tarado?, yo no tengo ni quiero gastarme el dinero en ellas…

Sam- Quizás nos abre las puertas al paraíso.

Pablo- Yo me voy…

Sam- No, espera…

Se acerca Sabrina…

Sabrina- Muchachos, algún problema…

Sabrina se acerca a Pablo, rozándole con el cuerpo… Pablo siente sus pechos y se estremece…

Pablo- No nada, ahora vamos con las caipiriñas…

Sam habla flojo a Pablo…

Sam- Estas nos sacarán el dinero pero será una gran noche.

Pablo- Solo están con nosotros para que las invitemos…

Sam- Pero si les caemos bien, igual, nos regalan un premio…

Pablo- Eres un obseso sexual… estás fatal…

Sam- ¿Y tú qué esperas de ellas?, ¿una conversación sobre metafísica?

Pablo- No… pero tú solo ves un agujero donde meterla y unos pechos que chupar… solo ves carne…

Sam- Veo su belleza y me excita, si ella, sin concretar, siente lo mismo por mí o parecido, pues montamos la fiesta…

Pablo- Lo has explicado como si fuese algo romántico cuando es solo vicio…

Sam- El vicio puede ser romántico…

Pablo- Son conceptos opuestos…

Sabrina, que estaba hablando con su amiga, vuelve junto a ella, cojen las bebidas y les proponen un brindis… la cámara va de unos a otros.

Sabrina- ¿Podemos pedir cuatro tequilas…?

Sam- Por supuesto.

Luna- Nuestros nuevos amigos son una maravilla…

Sabrina- Una auténtica maravilla.

Sam va al baño… la cámara le sigue los pasos… luego enfoca a Sabrina…

Sabrina- No tardes demasiado que te echaré mucho de menos…

Sam se ríe y desaparece entrando en el baño…

 

 

 

 

Escena 7-

Pablo, Sam, Lourdes e Ingrid están en un bar… de repente entran Sabrina y Luna… las cámaras enfocan a Sabrina y a Luna, a continuación a los cuatro que están sentados… Sam Pone cara de sorpresa.

Sabrina- Hola muchachos, veo que no perdéis el tiempo, ayer estuvisteis con nosotras y hoy…

Sam- Hola, ella es Lourdes, mi ex… Ingrid… ellas son Sabrina y Luna.

Lourdes- Creía que te había afectado nuestra ruptura…  y a los dos días ya estás ligando con una cualquiera en un bar…

Sabrina- Perdona, yo no soy una cualquiera.

Luna- Tienes un aspecto de frígida…

Lourdes- Perdón… seguro que a vosotras os pagaron por pasar el rato juntos…

Sabrina- Por supuesto, toda lo noche nos salió gratis.

Sam- Mujeres, mujeres, así vamos mal… al final esto acabará en sangría… calma, relajémonos…

Lourdes- Idiota… ¿qué dices?, es que no me lo puedo creer… ¡me dices que me relaje?

Sam- Por supuesto, es la mejor manera de mirar las situaciones con un poco de objetividad.

Lourdes- Más objetividad que darme cuenta de que la metes siempre que puedes… ¿cuántas veces me has sido infiel?

Pablo- Joder…

Lourdes- Ese joder significa que un montón… ¡cabrón!

Sam- Relax…

Luna- Tranquilo que luego te atenderemos…

Lourdes- ¡Putas!

Sam- Pero si ya estamos separados…

Ingrid- Esto es como ir al circo…

Lourdes- Sabéis qué… voy a hacer como si no me he enterado de nada.

Sam- Estate un tiempo en la realidad, por favor.

Lourdes- Tú has sido mi realidad… y me engañas.

Sam- Creía que eso ya lo teníamos superado.

Lourdes- No jodas… superado… yo siempre soñé que pasaría el resto de los días contigo y resulta que eres un pervertido que no te sabes controlar.

Sam- Que no me quiero controlar.

Sabrina- Eso te lo puedo asegurar.

Lourdes- No tengo porque aguantar esto… yo me voy…

Lourdes sale del local enfadadísima… la cámara la enfoca para volver a enfocar a los otros cinco.

Ingrid- Sam, podrías tener un poco de sensibilidad.

Sam- Cómo iba a saber que entrarían ellas dos al bar.

Ingrid- Es igual, aunque después te has encarnizado con Lourdes.

Sam- Así será más fácil que me olvide.

Ingrid- No levantará cabeza en un mes.

Sam- Y yo soy el culpable de todo, te recuerdo que me pilló  acostándome contigo…

Ingrid- Es que no sabes disimular.

Sam- La cuestión es echarme la culpa de todo.

Ingrid- Siempre la tendrás, para nosotras es así.

Ingrid se levanta y se va indignada…

Sabrina- Vaya amigas que tienes…

Sam- Son excesivamente celosas… yo no soy de nadie…

Sabrina- Lo sé, con la experiencia sexual que tienes, no puedes haber sido de nadie.

Luna- Yo también quiero catar a semejante amante.

Sam- ¿Vamos a tú casa, Luna?

Pablo- Y me dejas a mí en manos de Sabrina.

Sabrina- Dejadlo conmigo, este lo quiero me lo como yo.

Sam- Vamos, Luna.

Sam y Luna salen juntos del bar, la cámara los enfoca… luego hay un plano general del bar. Para acabar enfocando a Sabrina y Pablo que están callados.

Pablo- No os comprendo, sois unos degenerados, lo único que os mueve para seguir viviendo es el sexo.

Sabrina- Es el azúcar de la vida… sin el morbo y el sexo nos habríamos extinguido…

Pablo- Joder, pero no somos adolescentes para ir todos con todos.

Sabrina- Yo soy una eterna adolescente… al menos lo son mis hormonas…

Pablo- Ya veo que están alteradas, ¿y siempre lo han estado?

Sabrina- Siempre.

Pablo- Y… ¿ahora qué quieres que hagamos?

Sabrina- Que me invites a tu casa y nos dejemos llevar.

Pablo- ¿A sí?, ¿no me digas?

Sabrina- Lo peor que puede pasar es que echemos un polvo… arriesguémonos…

Pablo- De acuerdo, vamos. Pero… no va a pasar nada.

Sabrina-La noche decidirá, como siempre.

Pablo y Sabrina salen del bar.

 

 

Escena 8-

Sabrina y Pablo están en casa de Pablo, beben cava… de fondo suena Bill Evans… la cámara les enfoca, están sentados en el sofá de la sala.

Pablo- Hacía mucho tiempo que no estaba con una desconocida en mi casa…

Sabrina- Yo ya no soy una desconocida.

Pablo- ¿Quieres que prepare algo para comer?

Sabrina- No… júntate a mí, tengo frío…

Pablo- Es una estrategia para que me excite…

Sabrina- No, en serio, estoy helada.

Pablo toca la frente de Sabrina…

Pablo- Tienes fiebre…

Sabrina- Imposible, sabes cuál es la única solución… el sexo previene contra la gripe…

Pablo- Ja, ja , ja… qué cosas dices… está científicamente contrastado… ¿no?

Sabrina- Por supuesto… el calor corporal con el sexo se regula…

Pablo- No había notado que tuvieses tanta imaginación…

Sabrina- Ayúdame por favor…

Pablo- No me hagas caer en la tentación…

Sabrina- Amén…

Los dos se empiezan a besar, y empiezan a follar en el sofá de la sala… la cámara les enfoca… cuándo llegan los dos al orgasmo suena el Aleluya de Haendel.

Se quedan dormidos, se despiertan a la mañana siguiente.

Pablo- ¿Qué hemos hecho?, nunca debería haber pasado.

Sabrina- Ayer no pensabas lo mismo, estabas muy efusivo.

Pablo- Estaba borracho…

Sabrina- Con alcohol cada uno se comporta tal como es.

Pablo- Mentira, borracho uno se aliena de sí mismo… no se encuentra…

Sabrina- Mira, no le deberías poner tanto peso a los sucesos. Pasan porque pasan… y lo nuestro solo ha sido un poco de placer… si ocurre más veces, solo lo decidiremos nosotros…

Pablo- Nunca más pasará… ¿sabes que estoy enamorado?

Sabrina- ¿De quién?

Pablo- De Lourdes…

Sabrina- Pero si es un putón… con ella no puedes construir nada estable.

Pablo- Mentira… ahora está un poco desubicada… pero se esté centrando.

Sabrina se ría escandalosamente, y va a preparar café. La cámara la sigue.

Sabrina- Relájate, ahora vuelvo con dos cafés. ¿Cómo te gusta?

Pablo- Un chorrito de leche y una cucharadita de azúcar.

Sabrina- Marchando un cortado clásico.

Sabrina se va, Pablo se masturba, Sabrina vuelve sin que el haya acabado.

Sabrina- ¿Qué ven mis ojos?, espera que te voy a ayudar…

Sabrina se desnuda y se mete en la cama, vuelven a follar apasionadamente…

Sabrina- Oye Pablo, me siento tan a gusto contigo… me gustaría que nos viésemos unos cuantos días al mes…

Pablo- Puede ser… yo estoy enamorado… ahora ya no sé ni a quien quiero… he disfrutado tanto…

Sabrina- El amor es pero también se hace… creo, que hemos nacido el uno para el otro… puede que no sea perfecta, pero nunca te engañaré.

Pablo- Pero… te liaste con Sam.

Sabrina- Hacía mucho tiempo que no estaba con nadie… y quise probar para ver cómo me sentía… pero si estoy con alguien repetidamente, no me hace falta acostarme con otras personas…

Pablo- Me alegra saberlo… creo que nos podemos ver ocho veces al mes…

Sabrina- ¿Ocho?, eso es más de lo que follan la mayoría de matrimonios… pero… por mí está bien…

Pablo- Ahora debería irme, Sabrina, ¿vengo esta noche…?

Sabrina- ¿Esta noche?, vas fuerte… anda ven, te esperaré.

Pablo sale de casa de Sabrina, las cámaras le siguen, va por la calle silbando feliz…va a su trabajo, de camino llama a Sam.

Sam- Hola Pablo…

Pablo- Me he ligado a Sabrina.

Sam- ¿Qué?

Pablo- Eso… he dormido con ella.

Sam- Pero… ¿solo habéis dormido?

Pablo- Hemos follado dos veces…

Sam- Pero tú, no eras el gran puritano…

Pablo- Solo quería ser fiel a la mujer que fuese a amar.

Sam- ¿Estás loco…? siempre estás con lo mismo… y en los tres últimos meses, haciéndote el tonto has tenido al menos seis amantes…

Pablo- Esto es diferente… creo que me he enamorado…

Sam- No jodas.

Pablo- Jodo y joderé más.

Sam- Que te aproveche.

Pablo- con gusto.

Sam- Siempre había creído en la rectitud moral que tenías… ¿y…?

Pablo- Sabrina y yo nos queremos…

Sam- ¿Os queréis por haber echado un par de polvos?, déjame dudarlo.

Pablo- Duda todo lo que quieras, el tiempo me dará la razón, entre nosotros hay algo.

Sam- ¿Puedes venir a casa?, y trabajas por la tarde… tienes libertad de horarios, ¿no?

Pablo- Tengo libertad de horarios, pero necesito hacer unas cosas urgentes…

Sam- Pues voy yo a tu oficina… y hablamos…

Pablo- De acuerdo, ven.

Pablo llega al trabajo, es una ONG que trabaja con inmigrantes indigentes… mientras prepara unos papeles y escribe emails, la cámara va enfocando el decrépito despacho y a Pablo trabajando, luego llega Sam.

Sam- He venido a advertirte.

Pablo- A advertirme de qué…

Sam- De que las personas no funcionamos así… por haber tenido un poco de sexo, no nos enamoramos de una persona.

Pablo- Yo no soy igual que todos…

Sam- Pero Sabrina sí…

Pablo- He hablado con ella, sé lo que me ha dicho.

Sam- Por supuesto, te hablo para que no te lleves un gran desengaño.

Pablo- Pues… ya estoy avisado.

Sam- ¿Vamos a desayunar?

Pablo- Tengo un rato, vamos.

Los dos salen del despacho y se sientan en la terraza de un bar próximo. La cámara los sigue en todo momento.

La camarera- Hola, ¿qué os pondré?

Sam- Una botella de buen cava, tenemos que celebrar algo…

Pablo- ¿Una botella de cava?, yo tengo de trabajar.

La camarera- Este brut nature es bueno…

Sam- Comprado… nuestro amigo se ha enamorado.

La camarera- Me alegro, en serio que me alegro… por cierto, ¿te conozco?

Sam- No me acuerdo, ¿de qué?

La camarera- Hace como seis meses dormiste conmigo… follamos… yo creía que había algo entre nosotros.

Sam- Perdón, pero… yo…

La Camarera- No te preocupes, dentro de poco las mujeres nos vengaremos de vosotros, y os utilizaremos, como habéis hecho siempre con nosotras… los hombres, para usar y tirar.

Pablo- Sam, te lo tengo dicho, ir por allí follando con todas.

Sam y Pablo empiezan con el cava… la camarera termina su turno y se sienta con ellos. La cámara la enfoca a ella cuando se acerca, y luego va enfocando al que toma la palabra.

La camarera- ¿No me vais a invitar a cava?

Sam- Sí… siéntate, nunca le decimos que no a una belleza como…

La camarera- Calla cerdo… y sírveme un copa.

Pablo- Sam, deberías asentar la cabeza y tener una relación estable.

Sam- La tuve con Lourdes y no funcionó…

Pablo- Por tus infidelidades…

Sam- No soy de piedra.

Pablo- Métete en una relación estable, sin que se interponga ninguna otra mujer entre vosotros…

Sam- Quizás tengas razón, pero antes tengo que quemar unos cuantos cartuchos.

La camarera- La verdad, es que nunca me habían follado como lo hiciste tú… ¿podríamos repetir?

Sam- Por mí encantado… estemos un rato más con nuestro amigo y luego… ¿me invitas a tu casa?

Camarera- Hecho…

Sam- Estamos en el mejor de los mundos posibles, no te parece, ¿Pablo?

Pablo- Toda tu promiscuidad acabará yendo contra ti…

Sam- Lo dudo, deja de reñirme y vive tu vida a tope…

Pablo- La vivo como quiero…

Sam- Yo también… nos hemos de aceptar.

Pablo- Me cuesta pero lo intentaré.

Se acaban la botella de cava.

Sam- ¿Vamos a tu casa corazón?

Camarera- Vamos cielo… hasta pronto señor amor…

Pablo- Hasta pronto.

Sam y la Camarera salen del local… la cámara los ve alejarse.

 

 

Escena 9- Lourdes e Ingrid están en casa de Ingrid… beben vino tinto y hablan tranquilamente… la cámara enfoca planos de la sala de estar para acabar con ellas en primer plano.

 

Lourdes- Y pensar que estaba tan enfadada contigo que te hubiese matado.

Ingrid- Me das miedo.

Lourdes- Estaba desesperada, y todo por ese imbécil.

Ingrid- Tienes razón es un idiota.

Lourdes- Pero tú sigues viéndolo… sigues follando con él.

Ingrid- A veces nos vemos en mi casa… pero cada vez menos.

Lourdes- Yo ya no pienso en él… me gusta un muchacho que ha entrado a trabajar en el despacho.

Ingrid- ¿En serio?

Lourdes- Sí, y este es normal y no un adicto a las mujeres…

Ingrid- Nunca se sabe si una persona es normal… pero bueno te ha dado buenas energías…

Lourdes- Es tan simpático… y tiene  un culo.

Ingrid- No paras de sorprenderme.

Lourdes- Para bien o para mal…

Ingrid- Para bien… y… nunca te has planteado insinuarte a Pablo.

Lourdes- Pero si entre nosotros hay algo fraternal.

Ingrid- No jodas, sois los dos igual de recatados, igual de frígidos.

Lourdes- Crees que podría funcionar…

Ingrid- Sí, aunque ahora se está encaprichando de Sabrina, sabes… la que conocimos en el bar, la que estaba con su amiga Luna, y vinieron a hablar con Sam y Pablo.

Lourdes- A sí, las putas esas…

Ingrid- Esas.

Lourdes- Y… ¿dices que Pablo y yo…?

Ingrid- Estáis hechos el uno para el otro…

Lourdes- Le llamaré.

Ingrid- Bien hecho.

Lourdes se levante y pone Niel Young. Coge jamón, queso y anchoas, para picar. Se vuelve a sentar… la cámara le ha enfocado en toda la preparación.

Lourdes- Antes de venir he comprado esto…

Ingrid- Todo alimento es bueno, pero el que más es el sexual…

Lourdes- El sexo no alimenta.

Ingrid- No te alimentará a ti…

Lourdes- No alimenta a nadie… deja con más deseos. No jodas… la vida, la vida. ¿Sabes qué?, la gente cree que con una pasión duradera, se volverá feliz… pero no es así… la pasión genera inestabilidad…

Ingrid- No me digas… pues sin pasión y deseo, la inestabilidad es mayor.

Lourdes- Lo que ocurre es que tú ya no puedes prescindir de ello… dependes de ello…

Ingrid- Por algo quieres contactar con Pablo, para encontrar tu razón de ser.

Lourdes- Mi razón de ser nunca vendrá por la pasión… ni por el amor…

Ingrid- Nunca digas de este agua no beberé.

Lourdes- No lo he dicho yo…

Ingrid- Pero con tu actitud es lo que transmites…

Lourdes- Abre otra botella de vino y calla…

Ingrid- Me estoy poniendo cachonda…

Lourdes- ¿Qué dices?

Ingrid- Nada. Abre la otra botella de vino.

Lourdes, coge de la bodega la botella, la abre y sirve en los vasos… sigue sonando Neil Young… la cámara enfoca desde un plano general… Ingrid se levanta y se pone a bailar al ritmo de la música.

Ingrid- Estoy colocada.

Lourdes- Yo también.

Lourdes se levanta y abraza a Ingrid, se empiezan a besar. Acaban en la cama follando. La cámara enfoca el placer que se dan… cuándo están a mitad del acto sexual Lourdes se sobresalta.

Lourdes- Yo no puedo hacer esto.

Ingrid- No puedes hacer el qué. Ven aquí corazón…

Lourdes- No puedo, si mi abuela levantara la cabeza.

Ingrid- Anda, bebe un trago de la copa…

Lourdes bebe, y se lanza sobra Ingrid. Después de un minuto grabándolas llegan al orgasmo…

Lourdes- ¡Dámelo, dámelo, puta…!

Ingrid- ¡Soy toda tuya!

Se quedan las dos tumbadas boca arriba, desnudas en la cama. La cámara las enfoca en un plano.

Ingrid- Tenías la pasión muy escondida…

Lourdes- Si mi abuela levantara la cabeza.

Ingrid- Tu abuela debía ser como tú… una cerdita.

Lourdes- ¿Qué me has llamado?

Ingrid- Cerdita.

Lourdes- Tienes helado.

Ingrid- Sí, ¿quieres?

Lourdes- Siempre que quedo satisfecha sexualmente me da el antojo del helado, y si es de vainilla, mejor.

Ingrid se levanta, va al congelador y coge un tarro de helado de vainilla con dos cucharas. La cámara la sigue.

Lourdes- ¿Vemos la tele?

Ingrid enciende la tele, pone la sexta… el objetivo.

Lourdes- No dejes esto, son demasiado izquierdosos…

Ingrid- Entonces, ¿qué quieres?

Lourdes- Noticias imparciales.

Ingrid- En la sexta son imparciales, ¿no ves que se cargan a todos los partidos?

Lourdes- Está bien, dejemos la sexta.

Ingrid- Gracias.

Lourdes- Gracias a ti…

Ingrid- ¿Por qué?

Lourdes- Nunca me habían chupado como tú lo has hecho, ha sido increíble.

Ingrid se lanza sobre Lourdes y la empieza a besar.

Lourdes- Hay si mi abuela levantara la cabeza.

Las dos se empiezan a reír escandalosamente… vuelven a hacer el amor…

Cuando acaban llaman a Sam. La cámara enfoca a cada interlocutor.

Lourdes- Llamemos a Sam.

Sam- Hola, ¿Lourdes?, ¿Qué tal estás?

Lourdes- Muy bien, pedazo de cerdo…

Sam- Para que me llamas, ¿para insultarme?

Lourdes- Exacto… eres tan cerdo y me has hecho tanto daño que me he vuelto tortillera. Me he enamorado de Ingrid. Nunca más sufriré por ti ni por nadie de tu género.

Sam- No me digas… Pero… ¿habéis tenido algo?

Lourdes- Ya me ha provocado siete orgasmos… tú eras incapaz de hacer algo así.

Ingrid pone el manos libres en el teléfono de Lourdes.

Ingrid- Eso… vas de muy machito y no sabes ni complacer a una mujer.

Sam- Sí, estáis juntas… no me digáis que estáis en la cama.

Lourdes- Por supuesto, y desnudas…

Sam- ¿Puedo ir?, ¿en qué casa estáis?

Lourdes- No eres ni serás bienvenido.

Ingrid- Eso, que te den…

Sam- Os acabaré dando yo a vosotras…

Ingrid- Eso ha terminado para nosotras… ahora estamos en medio de la paz.

Sam- Ingrid, me buscaréis… tú siempre has sido una devora hombres.

Ingrid- Con Lourdes he encontrado la armonía.

Sam- ¿Cuánto tiempo lleváis juntas?

Lourdes- Doce horas.

Sam, se ríe escandalosamente…

Sam- No jodáis… si estáis en el post coito… normal sentir algo… pero luego eso se va…

Lourdes- No sabes lo que dices… nunca has comprendido ni comprenderás a las mujeres.

Ingrid- Eres un cero a la izquierda.

Sam- Bien, como no os aguanto más… mis féminas… cuelgo…

Ingrid y Lourdes se quedan más que satisfechas… empiezan a besarse nuevamente.

 

 

Escena 10- Pablo y Sam están en un bar bebiendo cerveza… la cámara les enfoca… suena de fondo Alan Parsons Project…

Sam- Ingrid y Lourdes se han enrollado… ahora son pareja, ¿te lo puedes creer?

Pablo- Siempre me imaginé que eran bisexuales…

Sam- Era impredecible… las dos eran ardientes en la cama.

Pablo- Ingrid más que Lourdes.

Sam- ¿Cómo sabes que Lourdes era ardiente?, no jodas…

Pablo- Claro, mientras tú te tirabas a Ingrid, alguien debía consolar a Lourdes…

Sam- Cerdos…

Pablo- La cuestión es que todo se ha puesto en su sitio. Ingrid y Lourdes están juntas… Sabrina y yo somos parejas… ¿y tú?

Sam- Me he quedado solo… no sé qué ha pasado con mi encanto… pero…

Pablo- Te has excedido, además, cómo siempre te llevabas a la mujer que querías, cuando unas cuántas te han empezado a decir que no, te has descolocado, ahora las mujeres notan que quieres algo, que estás desesperado, eso las ahuyenta…

Sam- ¿Será eso?

Pablo- Por supuesto… no busques nada, si surge algo que lo haga por sí solo… ya no eres el de antes, estás inseguro.

Sam- ¿Te crees que me conoces mucho?

Pablo- Hazme caso, ya no estás en la cima… las mujeres no te pretenden.

Sam- Entonces, ¿ya no volveré a ser el de antes?

Pablo- Para serlo has de creer que lo eres, y ahora no te lo crees.

Sam-Que injusta es la vida… yo que lo he dado todo por las mujeres…

Pablo- No me hagas reír, tú querías que te lo diesen todo… pero dabas poco.

Sam- ¿Cómo lo sabes?

Pablo- Lourdes me lo contó, recuerda que fuimos amantes y confidentes…

Sam- Cerdos y mil veces cerdos…

Pablo- Estás abatido, ánimos…

Sam- La vida no tiene sentido…

Pablo- Tengo una caja de diazepam sin abrir, te subirá el ánimo… creo que estás depresivo… mira te doy el contacto tanto de mi psicólogo como de mi psiquiatra… recuerda que eres fuerte, que la fuerza está contigo… cuando lo tengas claro volverás a ser el de antes.

Sam- Mierda.

Fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s