Sobre política

Ante la incertidumbre de muchos, que no encuentran su sentido a la política, ni a la estética y el dogmatismo de muchos, que creen saber cuál es la verdad. Hay unos pocos que tienen las cosas claras, y dicen, me fijo en el discurso y la probable honradez del discursante.

Pero, en realidad, no se llega a conocer a nadie. ¿Qué sería de las relaciones de pareja sin el efecto sorpresa? Pero no sucede lo mismo en la política. Con los dirigentes de un estado, las sorpresas han de ser mínimas, en cambio la corrupción y la falta de escucha a los ciudadanos, es el pan de cada día.

Hay un texto que me gusta de Rancière, “El malestar en la estética”, que aparte de analizar la devaluación que ha tenido siempre la estética en la sociedad, la misma sociedad, no se da cuenta, de que el arte es un modo de política, por lo tanto nos atañe a todos.

Cuánta razón tenía, y cuánta falta de conocimientos y  sensibilidad estética tienen los cuatro patanes, que creen tener la potestad de hacer lo que deseen al dirigirnos.

Pero para conseguir con una sociedad tenga sensibilidad estética, se ha de empezar a trabajar desde el inicio de la educación escolarizada. ¿Cómo es posible sino adquirir la personalidad propia para decidir y saber qué es lo que nos ofrecen y qué, de todo ello, nos gusta o no nos gusta?

El trabajo, para conseguir, esa cierta autonomía ante la sociedad no acabará nunca. Es una autoeducación y lucha continúa y fatigosa, pero es la única manera de ser sujeto e individuo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s